Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marion Bartoli confiesa que la destruyó un novio que le llamaba “gorda” todos los días

La tenista, que ha regresado tras cinco años retirada, llegó a pesar solo 42 kilos

Marion Bartoli cuando ganó Wimbledon en 2013.
Marion Bartoli cuando ganó Wimbledon en 2013. AP

La tenista francesa Marion Bartoli, de 33 años, ha confesado que un novio que tuvo hace tres años destruyó su vida y le amargó la existencia, tanto como el misterioso virus que casi le cuesta la vida. La jugadora, que acaba de regresar a las pistas tras cinco años sin competir, ha revelado al diario francés L'Equipe que ese hombre le decía todos los días que estaba gorda y que cuando se cruzaba con otras mujeres por la calle, le espetaba: "Mira lo delgada y guapa que es". Ahora ha dado pista a ese novio para volver a las canchas de las que se alejó nada más ganar Wimbledon en 2013.

Marion Bartoli (Le Puy-en-Velay, Francia; 33 años) puso fin a su carrera deportiva de manera inesperada en agosto de 2013 tras caer en Cincinnati (Estados Unidos) ante la rumana Simona Halep. Un mes antes había saboreado su mayor éxito al conquistar Wimbledon después de derrotar a la alemana Sabine Lisicki (6-1, 6-4).

A la izquierda, la tenista cuando pesaba solo 42 kilos. A la derecha, poco antes de su retirada, cuando llegó a 80 kilos.
A la izquierda, la tenista cuando pesaba solo 42 kilos. A la derecha, poco antes de su retirada, cuando llegó a 80 kilos.

Tras esa inesperada retirada, su aspecto físico se transformó a la vista de todos: en julio de 2016 pesaba 42 kilos; ganó Wimbledon con 73 kilos. “Temo por mi vida. Tengo miedo de que un día mi corazón se pare. Estoy viviendo una pesadilla. No le deseo esto a nadie”, dijo entonces.

Ahora, ha vuelto al tenis tras superar esa etapa. Y lo hace con una sola idea en la mente: "Jugar grandes partidos en canchas grandes y sentir de nuevo esas emociones". Pero antes, ha querido explicar al gran diario deportivo de su país esa etapa negra con ese antiguo novio: "Me dejé destruir por alguien y no pensé que fuera posible. Cuando me retiré, era la más feliz del mundo. Luego conocí a mi exnovio en mayo de 2014 y todos los días me decía que estaba gorda. Veía una chica delgada en la calle y me decía: 'Mira lo delgada y bonita que es", se ha sincerado Bartoli.

Bartoli, en una foto de marzo de 2016.
Bartoli, en una foto de marzo de 2016.

"Quiero demostrarme a mí mismo que estoy viva. Si vuelvo, trataré de jugar grandes partidos en canchas grandes y sentir esas emociones nuevamente", ha explicado la jugadora de 33 años. En julio de 2016 llegó a decir que temía por su vida debido a un virus que le hizo perder más de 20 kilos. Fue entonces cuando la organización de Wimbledon le impidió participar en un partido de exhibición tras comprobar su precario estado físico. Ella habló de un extraño virus del que, por el momento, no hay pruebas médicas de su existencia. La prensa especuló con la anorexia.

"Obviamente ahora necesito bajar de peso, entre cinco y siete kilos. No volveré a la cancha si no estoy en mi peso óptimo. Cuando estoy en el CNE (Centro Nacional de Tenis francés) llego a las 9 de la mañana y me voy a las 9 de la noche. Juego al tenis entre tres horas y media y cuatro horas", explicó sobre su actual preparación.

"Me alegra despertar cada mañana, estar saludable y tener la energía para hacer las cosas que quiero hacer durante el día", ha añadido Bartoli, que planea volver a la pistas a mediados de marzo en Miami (Estados Unidos). Ahora toca esperar a ver cómo afecta a una tenista de élite estar cinco años retirada de la alta competición, tras haber pasado un calvario físico, psicológico y sentimental.

Más información