Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UEFA abre expediente a Carvajal por provocar una amarilla ante el Apoel

El defensa del Real Madrid puede ser castigado con dos partidos de suspensión, con lo que se perdería el partido de ida de octavos de final

Dani Carvajal durante el partido ante el Apoel.
Dani Carvajal durante el partido ante el Apoel. AFP

La notoria pérdida de tiempo de Dani Carvajal en la ejecución de un saque de banda durante los minutos finales del partido entre el Real Madrid y el Apoel del pasado martes (0-6), una acción por la que resultó amonestado, ha motivado la apertura de un expediente disciplinario por parte de la UEFA, según informó ayer el máximo organismo del fútbol europeo a través de un comunicado.

Según se recoge en el expediente, Carvajal podría haber infringido el artículo 15 del código disciplinario de la UEFA, al provocar “voluntariamente” la amonestación. Según este artículo se castigará con hasta dos partidos de suspensión al jugador que “claramente provoque una tarjeta amarilla o roja”. Sin embargo, la resolución del expediente será evaluada por el Comité de Control, Ética y Disciplina de la UEFA el próximo 7 de diciembre.

En el minuto 90 del partido, Carvajal realizó varios amagos con los brazos sin llegar a soltar la pelota durante un saque de banda. El árbitro del encuentro, el portugués Artur Dias, le mostró la tarjeta amarilla después de que la maniobra no se ejecutase en el tiempo estipulado. De esta forma, el lateral del Madrid vio la segunda tarjeta amarilla de la temporada en Champions, lo que le conllevaría una sanción de un partido (pasando limpio a octavos), y que se haría efectiva durante el último encuentro ante el Borussia Dortmund, intrascendente para el conjunto blanco, matemáticamente clasificado para los octavos.

Desde las oficinas del Real Madrid se trabaja en la elaboración de un recurso que impida la ampliación del castigo sobre Carvajal, y se amparan para ello en la existencia de precedentes similares en los que no se llevó a efecto. Las alegaciones principales atenderán al episodio protagonizado por el defensa del Barcelona, Gerard Piqué, durante un encuentro frente al Arsenal en febrero de 2016. En aquel partido Piqué vio la tarjeta amarilla por derribar duramente a Welbeck. Las imágenes de televisión, sin embargo, captaron cómo el central del Barcelona se acercaba al banquillo azulgrana que dirigía Luis Enrique antes de cometer una infracción que le permitía acceder libre de cargas a octavos.

Aun así, no es la primera vez que el Madrid se encuentra en una situación similar. Hace siete años, en 2010, protagonizó un episodio similar en Ámsterdam durante un encuentro de Champions ante el Ajax por el que resultó sancionado.

En su primera temporada como entrenador blanco, José Mourinho se dirigió a Dudek, entonces portero suplente, después de intercambiar algunas palabras con Chendo, y que derivaron en una carrera del polaco alrededor del campo hasta la posición de Casillas. Tras decirle algo al oído este se dirigió a Xabi Alonso y Sergio Ramos. Ambos futbolistas, que contaban cada uno con una tarjeta amarilla, forzaron su expulsión en el minuto 87 y 91 de un encuentro que dominaban por 0-4.

Multas económicas

Ante la contundencia de las imágenes, la UEFA decidió actuar de oficio y sancionó con dos partidos a Mourinho (dejó uno en suspenso con un apercibimiento para los siguientes tres años) y lo multó con 40.000 euros por conducta antideportiva. Xabi Alonso y Sergio Ramos fueron apercibidos económicamente con 20.000 euros cada uno, 10.000 para Casillas y 5.000 a Dudek. Además de los protagonistas, el Madrid también fue multado con 120.000 euros.

Otra de las sanciones que se ha dado a conocer en Europa en los últimos días es la del delantero del Everton Oumar Niasse. El jugador senegalés, de 27 años, fingió un penalti durante el encuentro entre los toffees y el Crystal Palace (2-2) en la última jornada de la Premier. La Federación Inglesa ha decidido castigar con dos partidos a Niasse tras entender que cometió “un acto de simulación”, convirtiéndose en el primer futbolista sancionado en Inglaterra por este tipo de situaciones después de que la FA aprobase el pasado mes de mayo una nueva normativa deportiva.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información