Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristiano Ronaldo: “No hablo porque si digo una cosa, al día siguiente sale otra”

El portugués se marcha de Nicosia enfadado con los medios pese a su doblete

Cristiano Ronaldo, con el brazalete de capitán, saluda a la afición después de la goleada al Apoel. Ampliar foto
Cristiano Ronaldo, con el brazalete de capitán, saluda a la afición después de la goleada al Apoel. AP

Goleó el Madrid en Nicosia. Cristiano Ronaldo y Karim Benzema marcaron un doblete. Mientras el francés se fue sonriente del GSP Stadium, el portugués se fue molesto con los medios a los que envió un recado. Se marchaba de la zona mixta cuando le preguntaron si podía pararse y contestar un par de preguntas. “Digo una cosa y vosotros otra, no voy a hablar, porque digo una cosa y al día siguiente sale otra cosas escrita que no he dicho. ¡Cómo voy a hablar con vosotros!”, soltó. Le pidieron que se parara para aclararlo, pero siguió por su camino.

El enfado del portugués estaría motivado por sus declaraciones en Londres después de la derrota contra el Tottenham que le costaron una reprimenda de Sergio Ramos. El capitán le tildó de ventajista. Esa noche en Londres Cristiano dijo que la plantilla era menos experimentada y que James, Pepe y Morata les hacían más fuerte. También dijo que había jóvenes con talento, que eran el presente y el futuro del Madrid. Según su queja de anoche en algunos medios se malinterpretaron sus palabras.

El debate sobre el gol lo zanjó ayer el portugués con un doblete. Lo mismo que Benzema. Confianza en el juego decía Zidane que tenía de sobra el Madrid. Faltaba la confianza en el gol. Decía también el técnico francés que con marcar uno o dos cambiaría la racha. Marcó seis el conjunto blanco anoche en Nicosia. Se fue de Chipre con sobredosis de confianza y con el billete sellado para octavos de final. Clasificado como segundo de grupo, descubrirá su rival el día 11 de diciembre. Podrían tocarle el City de Guardiola, el Besiktas y dependiendo de lo que pase esta noche y en la última jornada, también el United de Mourinho y el PSG de Emery, el Liverpool y uno entre el Chelsea y la Roma.

Clasificarse como segundo implica, entre otras cosas, jugar el partido de vuelta fuera de casa. Ya le tocó al Madrid el año pasado contra el Nápoles. “Es que ahora no podemos hacer nada, incluso ganando el último partido nos quedamos como estamos. El que nos vaya a tocar, nos tocará y seguirán siendo dos partidos”, analizó Zidane. Le hicieron notar que a lo mejor los primeros de grupo, los poderosos, no querrán cruzarse con el actual campeón de Europa, el de las dos últimas ediciones. “Yo también lo creo”, dijo riéndose el técnico que ha concedido el miércoles libre a la plantilla. “Vamos a jugar contra un primeras y eso es bueno”, añadió. Sólo suspiró pensando en el viaje largo –más de cuatro horas- entre Larnaca y Madrid. El equipo despegó después del partido.

¿Qué importancia psicológica tiene que hayan marcado Cristiano y Benzema?, le preguntaron al técnico. “Mucha. Para nosotros y para ellos porque viven de los goles. Hemos mantenido la portería a cero y nos hemos clasificado. Y vamos creciendo en el juego”, respondió el técnico. Cristiano, que ya era pichichi de la Champions, ahora suma ocho tantos. Benzema también marcó un doblete. Su último gol en Europa había sido el 15 de febrero contra el Nápoles. El francés lleva ahora cuatro tantos (dos en Champions, uno en Liga y uno en la Supercopa de España). Zidane confía en que esos goles hayan desbloqueado a sus delanteros y supongan un punto de inflexión para remontar los diez puntos que le separan del Barcelona en Liga.

“El punto de inflexión es para Cristiano y para Karim y para todos. Estamos en el buen camino, últimamente estamos haciendo las cosas bien, seguimos creciendo. No es fácil meter seis goles fuera de casa”, aseguró el técnico al que le preguntaron si había visto sufrir a Benzema en las últimas semanas. “No es que estuviera sufriendo, es que es como yo, no habla mucho y a veces se lo guarda todo dentro. No le afecta mucho porque es un jugador que sabe dónde está, y que es bueno y sabe que a los buenos siempre le pedimos más. Siempre va a ser así, ya lo sabe, lleva diez años aquí. A lo mejor siempre tiene que hacer algo más que los demás, pero es consciente de ello”, respondió el técnico francés.

A pie de campo, ante los micrófonos de Antena3, Benzema volvió a repetir que él puede hacer más cosas que marcar. “Claro que quiero marcar muchos más goles, pero si puedo ayudar con un pase o un movimiento, lo hago. He tenido suerte de marcar dos goles, es bueno para mí y el equipo”, dijo. “Las críticas son parte de mi vida, vamos a cambiar esto con goles y más asistencias. Lo puedo hacer”, añadió.