Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafa Márquez vuelve a jugar un partido de liga en México

El futbolista mexicano juega sus primeros 90 minutos luego de ser vinculado con una red de lavado de dinero

Rafael Márquez
Márquez, durante un partido de liga con Atlas. Cuartoscuro

En la recta final de su carrera, Rafael Márquez tuvo un parón intempestivo. La justicia de Estados Unidos lo incluyó en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) por un presunto vínculo con el narcotraficante Raúl Flores. 80 días después de ese anuncio, el defensa mexicano volvió a jugar en un campo de fútbol. Lo hizo en un partido de bajo perfil entre el Querétaro y su club, el Atlas.

La semana pasada la directiva de Atlas recibió la aprobación por parte de los abogados de Márquez para su regreso. En cuanto recibieron el permiso, el entrenador José Guadalupe Cruz le consideró para nutrir su convocatoria en el clásico tapatío frente a las Chivas de Guadalajara. En México los aficionados aguardaban a que el káiser michoacano, como le llaman, entrara al campo. No fue así. Se quedó en el banquillo, aunque se dio el tiempo para practicar sus dotes como entrenador al arengar a sus compañeros que perdieron ese partido de octavos de final de la Copa MX.

Con 38 años, el nombre de Rafa Márquez apareció en una alineación de la liga mexicana contra el Querétaro. El exjugador del Barcelona salió al campo del estadio Corregidora como si no hubiera pasado nada en casi tres meses: con el brazalete de capitán, sonriente, abrazado por sus compañeros y rivales. Márquez volvía a ser el mismo líder de varias generaciones que le han visto como el futbolista a seguir.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. autorizó a Márquez para poder jugar fútbol solo en su país y cobrar su sueldo normal. Así que ve limitada su meta de jugar su quinta Copa del Mundo en Rusia con la selección mexicana e incluso abstenerse de jugar en la gira europea por Polonia, Bélgica y, claro, los encuentros que se realizan en territorio estadounidense. 

La vuelta del mexicano la agradeció su equipo que logró un empate 2-2. Márquez tuvo una efectividad de 82.4%, aún con la interrupción de rendimiento. No hubo tarjetas para él, no era día. Su retorno terminó con abrazos de sus rivales. Erbín Trejo, jugador de Querétaro, alcanzó a intercambiar la camiseta. 

Más información