Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sufrida victoria de Muguruza para avanzar a cuartos en Wuhan

La número uno del mundo venció 6-2, 1-6 y 6-4 a Linette en casi dos horas y se enfrentará a Ostapenko por un puesto en semifinales

Muguruza celebra un punto durante el partido ante Linette en Wuhan.
Muguruza celebra un punto durante el partido ante Linette en Wuhan. Getty Images

En un partido muy luchado, Garbiñe Muguruza venció 6-2, 1-6 y 6-4 a la polaca Magda Linette en los octavos de final del WTA Premier 5 de Wuhan. La número uno del mundo, vendada desde el comienzo en su muslo izquierdo, ganó un duelo complicado de casi dos horas y continúa firme en el torneo chino y en lo más alto del ranking mundial.

En el primer set, Muguruza arrancó con un ace en su saque. De entrada demostró estar sólida con su servicio ganándolo en blanco. Inmediatamente después le quebró el saque a Linette en la primera oportunidad que tuvo y volvió a confirmar el break ganando su servicio. En pocos minutos ya estaba 3-1 arriba y varios escalones también en un nivel muy superior a su rival, la número 83 del mundo.

Aunque la polaca no se intimidó ante la número uno y tiró algunas dejadas y bolas ganadoras, cometió muchos errores no forzados y le jugó una mala pasada la primera doble falta que cometió cediendo nuevamente su servicio para que Muguruza sacara 5-2. Ahí Garbiñe no falló: saque y set en solo media hora.

La segunda manga no comenzó de la mejor manera para Muguruza que de entrada perdió su servicio. Tras un error no forzado con una derecha que se fue larga, la hispanovenezolana de 23 años llamó a su entrenador Sam Sumyk. "Sigue luchando", le dijo él. El 0-3 no reflejaba lo que había sido el primer set y menos aún el 0-4 posterior tras otro quiebre de Linette.

La bola en la red una vez. La bola en la red dos. La bola en la red tres. La derecha de Muguruza se quedaba corta y Linette se ponía rápidamente 5-0 arriba. La lluvia fue la única capaz de frenar el vendaval de cinco juegos seguidos por parte de la polaca. Tras un parón de varios minutos, el sol salió para Garbiñe: ganó su saque y logró romper la hegemonía de Linette en el segundo set.

Sin embargo, la ventaja que había logrado la polaca en la segunda manga era ya irrecuperable y, con un gran servicio, Linette sentenció 6-1 ese set. Todo igualado y volver a arrancar para Garbiñe Muguruza.

El puño cerrado y el grito de "vamos" al comienzo de la tercera manga reflejaba el momento de la número uno del mundo. Tras rescatar tres puntos de quiebre, arrancó arriba en el marcador. En el desarrollo del set cada una ganó su saque hasta el 3-2 donde Muguruza, en la cuarta oportunidad que tuvo, le quebró el servicio a Linette. Lo que parecía ser el envión final para que Garbiñe se quedara con el partido, no fue así. Al menos no en lo inmediato. La polaca volvió a equilibrar el set quebrándole el saque a Muguruza.

La ronda de breaks no quedó ahí y Garbiñe le ganó el servicio a Linette para ponerse 5-3 arriba y sacar para partido. Pero la polaca no se daba por vencida y volvía a quebrar el saque de la número uno del mundo. Devolución de quiebres y 5-4 al frente Muguruza que debía quebrar, una vez más, para quedarse con el partido.

Y así fue. En la primera oportunidad de punto para partido, Muguruza no titubeó y se quedó con el tercer y definitivo set 6-4. En los cuartos de final la espera la Top Ten Jelena Ostapenko, campeona de Roland Garros, que venció 6-2, 3-6 y 6-1 a Mónica Puig.

Muguruza conseguirá seguir como número uno si alcanza las semifinales del torneo, o bien si Karolina Pliskova, número tres del mundo, no levanta el trofeo el domingo. Y, aunque otras dos aspirantes a concluir la temporada en lo más alto del ranking patinaron el primer día chino (Simona Halep y Wozniacki), la checa le ganó este miércoles 6-2 y 6-1 a la local Wang Qiang y continúa siendo una amenaza para Garbiñe.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información