Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hamilton iguala las 68 poles de Schumacher en el GP de Bélgica

El británico saca dos décimas a Vettel, mientras Alonso partirá undécimo

GP de Belgica de F1
Hamilton se sube a su coche en la pole de Bélgica. EFE

Spa Francorchamps resultó un circuito inolvidable para Lewis Hamilton. No ganó todavía la carrera, pero en la clasificación del GP de Bélgica consiguió un nuevo record que agregar a su ya inigualable palmarés. El británico igualó la cifra de 68 pole positions que detentaba en solitario el alemán Michael Schumacher en esta estadística. Hamilton realizó una vuelta impecable (1m 42,5s) y superó en dos décimas a Sebastian Vettel, en cinco a Valtteri Bottas y en siete a Kimi Raikkonen.

“Michael y su familia quieren felicitarte por igualar este record”, le dijo Ross Brawn en la misma pista. Y Hamilton se emocionó y se le escapó incluso alguna lágrima. “No puedo creerme lo que estoy viviendo”, dijo Hamilton. “Este éxito es de todo el equipo. Llegar aquí y hacer una vuelta como ésta es increíble. Igualar a Michael es muy especial. Y recibir este mensaje es emotivo. Siempre le he admirado y es un honor igualarle en poles”.

Para Hamilton ésta es la séptima vez que partirá desde la primera posición de la parrilla esta temporada. Una circunstancia que le concede una cierta ventaja en un circuito en el que los Ferrari parecen disponer de mejor ritmo de carrera. La lucha por la victoria volverá a centrarse en el británico y Vettel. Ferrari quizá no es tan rápido como Mercedes a una vuelta, pero la distancia entre los monoplazas de estas dos escuderías es prácticamente inexistente. En cambio, los Red Bull y los vehículos con problemas de potencia de motor sufren mucho más por la exigencia de este trazado de más de siete kilómetros.

Fernando Alonso lo intentó todo para conseguir entrar en los 10 últimos, pero no lo consiguió. El piloto asturiano había logrado un buen tiempo (1m 45,0s) que le había permitido mantenerse con opciones hasta los últimos segundos. En su último intento de la Q2, McLaren marcó la estrategia de sacrificar a Stoffel Vandoorne para que le concediera el rebufo de su coche a Fernando para tirar más cuando el circuito era más exigente con el motor. Alonso se mantuvo detrás de Vandoorne, hasta que éste se apartó para dejar paso al asturiano, que salió disparado. Sin embargo, pocos segundos más tarde, Alonso chillaba por la radio: “No tengo potencia”. Eso le obligó a abandonar el intento. Y fue superado por Hulkenberg, con lo cual partirá desde la 11ª posición.

“No funcionó la batería y perdí seis décimas”, señaló Alonso. “Hubiésemos estado en Q3 sin problemas, pero no había potencia. El trabajo en equipo estaba planeado. La semana que viene me toca a mí sacrificarme, pero es una forma de sacar ventajas. Si llego a estar en Q3 hubiera optado a octavo o noveno. Pero salir undécimo con neumáticos nuevos tampoco es tan malo. Para mí ha sido un día bonito”.

Carlos Sainz luchó contra las limitaciones de su Toro Rosso, pero no consiguió salvar la Q2. “No hay mucho positivo que sacar de esta sesión”, señaló el madrileño. “Sabíamos que podía pasar, porque los demás iban metiendo más potencia que nosotros. He hecho tres vueltas calcadas, porque estaba en los límites del coche. Es lo que hay. Para la carrera hay que intentar acabar, porque aquí siempre suelen pasar cosas y habría que aprovechar cualquier circunstancia favorable”. Sainz partirá en 14ª posición.

La parrilla la cerrarán los dos compañeros de los españoles. Daniil Kvyat será el penúltimo, con una penalización de 10 posiciones por cambiar piezas de su coche. Y Vandoorne será el último porque acumuló 65 posiciones de sanción, tras cambiar casi todos los elementos de la unidad de potencia incluido el motor.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información