Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Betis le muestra la salida a Zozulya

El club deja sin dorsal al punta ucranio, quien denuncia maltrato de la entidad

Zozulya, en un partido del Betis de la pasada temporada. Ampliar foto
Zozulya, en un partido del Betis de la pasada temporada. Getty Images

Con dos años más de contrato con el Betis, el declive de Roman Zozulya en el fútbol español se hace evidente. El Betis le ha comunicado al delantero, que vivió uno de los episodios más sonoros del fútbol español la pasada temporada, que no cuenta con él para el nuevo proyecto que dirige Quique Setién. El Betis se estrena el próximo domingo ante el Barcelona. Después de que la afición del Rayo frustrara el pasado mes de febrero la cesión al conjunto madrileño por su supuesta filiación nazi, Zozulya se encuentra ahora descartado por el Betis. El club le busca alternativas (de Segunda y Polonia), que no son atendidas por el jugador, al que le apetece más llegar a un acuerdo para rescindir el contrato y poder cobrar parte de su salario. En ello se trabaja.

En medio de estas negociaciones, el representante del jugador, Vladimir Kuzmenko, hizo público un comunicado en el que denunció la actitud del Betis con el futbolista. “El 15 de agosto llega Roman a su cita para el entrenamiento y cuando entra en el vestuario se encuentra con que le han quitado su taquilla, sin previo aviso. Además, no le han dado ropa para entrenar y, lo que es peor de todo, le han quitado el dorsal y se lo han entregado a otro jugador, lo que para un profesional es sagrado”, se afirma en el comunicado.

“Vamos a hablar para ver si podemos llegar a un buen acuerdo, pero no sé si Roman está por la labor. Ha rechazado varias propuestas que le hemos hecho de clubes españoles y extranjeros”, afirma Lorenzo Serra Ferrer, vicepresidente deportivo del Betis. En el club andaluz se recibió con sorpresa el comunicado del representante del jugador, negando cualquier tipo de discriminación. El Betis admite que le ha dejado sin dorsal porque no se cuenta con él en el aspecto deportivo al ser considerado un descarte, pero aclara que en ningún momento ha existido un trato vejatorio hacia el ucranio. El delantero dispone de su taquilla en el vestuario y de su ropa de entrenamiento. “No tiene ningún problema para entrenarse con el grupo y es mentira que se le haya cerrado su taquilla y no disponga de ropa de entrenamiento”, destacan desde el Betis. Zozulya lleva sin entrenar dos días con el resto de sus compañeros. El miércoles se presentó en la ciudad deportiva y alegó tener un virus que le impedía ejercitarse. Los doctores del Betis lo analizaron, advirtieron debilidad física, cierta destemplanza y lo mandaron a su casa. Tampoco se ha ejercitado en la sesión programada para el jueves.

Zozulya, que nunca dio antes un problema en su estancia en el Betis y que es muy apreciado por sus compañeros, llegó al club andaluz en el verano de 2016 procedente del Dnipro de Ucrania. Ha jugado solo seis partidos, donde no ha conseguido ningún gol con el Betis. Curiosamente, Zozulya ha contado a lo largo de la pretemporada con un buen número de minutos. De hecho, ha jugado más en este periodo que en toda su estancia anterior en el Betis.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información