Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ricky Centurión abandona Boca en medio de un escándalo

El habilidoso medio sale campeón de liga con el xeneize pero le traiciona su vida privada

Ricardo Centurión en un entrenamiento de Boca. Ampliar foto
Ricardo Centurión en un entrenamiento de Boca. Télam

Una grave denuncia de violencia de género, reiterados escándalos en discotecas con accidentes de tránsito incluido, peleas con sus compañeros, consumos problemáticos, polémicas fotos, lesiones difíciles de explicar y un contrato demasiado costoso como para arriesgarse a más bochornos. Esas fueron las razones que tuvo el club Boca Juniors para prescindir de una de sus figuras durante el último campeonato de liga: Ricardo Adrián Centurión, un joven de 24 años con serios problemas de conducta y al que lo define el vértigo, ya sea en un campo de juego como en su vida privada. Este martes publicó una larga carta en su cuenta de Instagram en la que se despidió de Boca, calificó a su presidente, Daniel Angelici, de “poco serio” y atacó al periodismo por ventilar sus incidentes.

No escucho y sigo por qué mucho de lo que está prohibido me hace vivir , lamentablemente estamos en un país que cuando uno se equivoca en ves de ayudarlo le sueltan la mano que lastima boca que te hagan esto teniendo una dirigencia y un presidente tan poco serio deje todo y me vine , para firmar con boca nunca me quisiste me dediqué al máximo me entrené como pocos se entrenan no hice política llore por estos colores , pero no valoraron nada y si también me hago cargo tuve mis problemas pero para que lo voy a decir si ya lo saben , o alguno de ustedes nunca se equivocó ? Pasan cosas peores en nuestro país y un mes entero le dieron más importancia a ver si había una historia en Instagram si hacía algo de más para matarme ahora ya está consiguieron lo que muchos quisieron y ustedes periodistas que hacen show que hacen política no le crean más gente les hacen mal les mienten conozcan a la persona a la madre que tiene un hijo varón ojalá nunca le pase lo que mi mama sufrió con todos estos hdp , yo si voy a salir adelante por qué me sobran huevo nunca dependí de nadie y acá estoy sigo y voy a seguir siendo centurion hincha de boca como mi viejo y a mis compañeros nada que decir fueron mi familia mi contención cuerpo médico utileros los demás me soltaron la mano por eso les cuento una cosa el día de mañana se van a dar cuenta de muchas cosas pero la que siempre va a estar es la familia le mando un abzo fuerte bosteros 👍🏻

Una publicación compartida de Ricardo Adrian Centurion (@adrianricardo1993) el

“No escucho y sigo porque mucho de lo que está prohibido me hace vivir”. Centurión comenzó su carta con una canción del grupo de rock Callejeros, cuyos integrantes están presos por su responsabilidad en el incendio de la sala de conciertos Cromañón en 2004, en el que murieron 194 personas. La cita no hizo otra cosa que describir en una sola frase el derrotero del habilidoso mediocampista por Boca Juniors, el club que lo trajo a préstamo para suplantar a Carlos Tevez, tras su partida a China en diciembre de 2016, y que logró conquistar el último título de liga gracias a sus goles y asistencias. Sin embargo, a la hora de comprar su ficha -tasada en unos seis millones de dólares-, el club de la ribera lo pensó varias veces. Un nuevo escándalo en una discoteca, en la que un hincha de Boca denunció que el propio jugador lo amenazó de muerte, terminó por decidir las cosas.

“Lamentablemente estamos en un país que cuando uno se equivoca, en vez de ayudarlo, le sueltan la mano. Que lástima Boca que te hagan esto, teniendo una dirigencia y un presidente tan poco serio. Dejé todo y me vine para firmar con Boca; nunca me quisiste, me dediqué al máximo, me entrené como pocos se entrenan, no hice política, lloré por estos colores, pero no valoraron nada”, denunció Centurión en el escrito. La ficha del jugador corresponde al San Pablo de Brasil, pero la dirigencia paulista también se cansó de sus aventuras nocturnas.

Ante las negativas del San Pablo y también de Racing -el club que lo vio debutar- y las dudas de Boca, Centurión quedó a la deriva hasta que apareció el Genoa de Italia, con serias intenciones de adquirir sus servicios. Ricky viajó a Italia, pero una repentina charla telefónica con el entrenador xeneize, Guillermo Barros Schelotto, lo hizo regresar a Buenos Aires antes de destapar el bolígrafo.

“También me hago cargo, tuve mis problemas, pero para que lo voy a decir si ya lo saben, ¿O alguno de ustedes nunca se equivocó? Pasan cosas peores en nuestro país y un mes entero le dieron más importancia a ver si había una historia en Instagram o si hacía algo de más para matarme. Ahora ya está, consiguieron lo que muchos quisieron y ustedes, periodistas, que hacen show, que hacen política, no le crean más gente, les hacen mal, les mienten”, continúa el descargo de quien ya jugara 12 partidos en el Genoa de Italia durante la temporada 2013/2014. Su representante, Alejandro Mazzoni, también cargó duro contra la dirigencia boquense: "Guillermo (Barros Schelotto) lo llamaba todos los días para que no firme en Genoa. Hay que tener códigos, no se le puede hacer estoy al jugador. Ricardo necesitaba el contrato de Italia para estar alejado de tanta gente que le hace mal".

Ricky Centurión en una de sus polémicas fotos.
Ricky Centurión en una de sus polémicas fotos. Twitter

Cuando Fabián Comande llegó a la comisaría para denunciar que Centurión lo había amenazado de muerte, los policías se miraron y le respondieron: “¿Otra vez Centurión? No puede ser, todos los días un quilombo distinto con este pibe”. El joven fue uno de los agredidos por el futbolista y su entorno en el VIP de la discoteca Capítulo 1, de Lanús, cuando se acercó a pedirle una foto.

“Centu me amenazó de muerte, me dijo de todo, pero en la cancha es crack y muy importante para el equipo. De hecho, soy el único de mi grupo de amigos que lo banca a pesar de todos los problemas que tiene. Yo quiero que se quede, que esto no afecte la negociación”, relató Comande. Esa tarde, el capitán de Boca, Fernando Gago, reconoció a la prensa que al jugador “lo tenemos que ayudar entre todos”.

Hacía apenas unas horas que el dorsal 10 de Boca estaba en el país y faltaban otras tantas para que se sumara al resto del plantel campeón que realiza pretemporada en la ciudad paraguaya de Ciudad del Este. Boca ya había preparado un contrato especial para el futbolista, con un puñado de cláusulas entre las que se destacan someterse en forma obligada a un tratamiento psicológico, mantener una conducta adecuada y abstenerse de realizar publicaciones polémicas en redes sociales, habida cuenta de un par de fotos en las que se ve al jugador portando armas de fuego. Sin embargo, la carta parece poner fin a la historia de Centurión con Boca. Habrá que ver adónde será la nueva mudanza, y si lleva sus escándalos consigo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información