Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘Informe García’ de la FIFA también salpica a Sandro Rosell

El máximo organismo del fútbol reacciona a la filtración del diario Bild, alemán, sacando a la luz la investigación sobre la adjudicación del Mundial de Qatar

Sandro Rosell
Sandro Rosell, tras ser detenido el pasado día 23. EL PAÍS

El expresidente del Fútbol Club Barcelona Sandro Rosell también se ha visto salpicado de lleno por el esperado Informe Garcia. El documento, de más de 300 páginas, que la FIFA ha hecho público este martes tras la filtración al diario alemán Bild, es fruto de una investigación del exfiscal estadounidense Michael Garcia ordenada por la FIFA para averiguar si hubo compra de votos en la elección de Rusia y Qatar como sedes de los Mundiales de 2018 y 2022 respectivamente.

Cronología de un escándalo

Octubre 2010. Sunday Times publica que cargos de la FIFA ofrecerían su voto para Qatar 2018 a cambio de sobornos.

Noviembre 2010. Inhabilitados dos miembros de la FIFA.

Diciembre 2010. Rusia, elegida sede del Mundial de 2018, y Qatar de la edición de 2022.

Junio 2012. Michael Garcia, nombrado director del comité ético de FIFA, para investigar las designaciones.

Enero de 2013. France Football: “Qatar compró el Mundial”.

Septiembre 2014 Se cierra la investigación de Garcia.

Noviembre 2014. Según la FIFA no hubo irregularidades y Garcia denuncia tergiversaciones en su informe.

Diciembre 2014.Dimite Michael Garcia tras oponerse al cierre de la investigación.

26 de junio 2017. El diario alemán Bild se hace con el informe y publica su contenido.

27 de junio. Tres años después de su redacción, la FIFA publica las 353 páginas del Informe Garcia original.</MC>

El exfiscal le dedica un capítulo a Sandro Rosell en el que relata que este colaboró con la candidatura de Qatar y cuestiona algunas de las acciones emprendidas por el expresidente blaugrana. El informe detalla cómo Rosell, actualmente en prisión por el blanqueo en Andorra de 14 millones de euros procedente de comisiones, empezó a trabajar con la candidatura catarí entre finales de 2008 y principios de 2009 a cambio de 2.000 euros por día trabajado. Sus contactos fueron Andreas Bleicher, director de la Academia Aspire de Qatar, y Hassan Al-Thawadi, consejero delegado de la candidatura. Según relatan los escritos, Rosell solicitó que al término de su trabajo de asesoría cualquier información al respecto fuera eliminada.

La parte de la documentación que más compromete a Rosell es la que, haciendo referencias a artículos de prensa, este habría transferido dos millones de euros a Ricardo Teixeira, expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), en concreto a la cuenta de una hija de 12 años de este último. En su declaración ante García, Bleicher aseguró que el movimiento monetario entre Rosell y Teixeira no tenía nada que ver con la candidatura de Qatar. Bleicher afirmó que había sido por una venta de terrenos y que la transferencia se había hecho a la cuenta de la hija de Teixeira para eludir impuestos.

El informe también revela que a finales de 2009 Rosell mandó varios correos al responsable de la candidatura de Qatar dándole las gracias por una transferencia de la que dijo esperaba poder invertir en su interés y en el de sus interlocutores. Las comunicaciones, sin embargo, no aclaran el motivo de dicha transferencia.

La Federación Española de Fútbol (FEF) y su presidente Ángel María Villar también fueron objeto de la investigación. García le dedica un apartado en el que trata de demostrar que la FEF, a través de Villar, había entrado en colusión al pactar con Qatar un trasvase de votos que llevarían el Mundial 2018 a la candidatura ibérica (España-Portugal) y el 2022 al país asiático. Según el informe, Villar habría ofrecido los votos de la Confederación Sudamericana de Fútbol, pero este pacto no llegó a fructificar y fue Rusia la que se quedó con el evento en 2018 y Qatar con el del 2022. Según Sunil Gulati, presidente de la candidatura de Estados Unidos, que también peleaba por organizar el Mundial, Villar le dijo que votaría a Qatar porque el catarí Bin Hamman iba a votar por la candidatura ibérica.

La relación de Villar con el catarí Bin Hamman, expulsado de la FIFA de por vida por la compra de votos para alcanzar la presidencia del máximo organismo que rige el fútbol mundial, es también tratada por García. El informe relata una nota que Villar le pasó a Bin Hamann en la que decía: “Vamos a ganar”. Villar declaró durante la investigación que esa nota era porque ambos estaban siendo investigados por el Comité de Ética de la FIFA y el “vamos a ganar” se refería según el directivo español a que sus causas serían archivadas. “Fue una nota entre dos amigos que estábamos pasando por un mal momento”, dijo.

La actitud de Villar en el interrogatorio ante Michael García hizo que este reflejara que su vocabulario pretendía intimidar a la Cámara de Investigación y entorpecer las pesquisas. Sin embargo, más adelante, el Comité de Ética de la FIFA, solo sancionó a Villar con 23.000 euros por haber utilizado un lenguaje indecoroso en el interrogatorio.

En el informe aparecen la mayoría de los detenidos por el FIFAgate, pero este no fue tenido en cuenta por la FIFA para arrebatar los mundiales a Rusia y Qatar. Los indicios priman sobre las pruebas concluyentes.