Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

River Plate dice que los dos casos positivos de dopaje son “un error”

El entrenador Marcelo Gallardo y el médico del plantel aseguran que el club no buscó una ventaja deportiva en la Copa Libertadores

Marcelo Gallardo y Pedro Hansing en la rueda de prensa. Ampliar foto
Marcelo Gallardo y Pedro Hansing en la rueda de prensa. AFP

Pasaron las 24 horas más difíciles para River Plate de los últimos años. La confirmación de dos resultados de doping positivo en los jugadores Lucas Martínez Quarta y Camilo Mayada han causado una conmoción sin precedentes en una institución que se prepara para afrontar los octavos de final de una Copa Libertadores que la tiene como favorita. Enseguida, se tejieron todo tipo de especulaciones e incluso se llegó a decir que eran siete los jugadores involucrados en casos positivos tras las pruebas de rutina que realiza la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). El club se mantuvo cauto durante todo el jueves, pero por la noche emitió un comunicado en el que anunció el inicio de una investigación interna y lanzó la hipótesis de "contaminación" de un suplemento vitamínico que ingiere el plantel. La bola mediática fue creciendo hasta que llegó la rueda de prensa.

Visiblemente preocupados, el entrenador Marcelo Gallardo y el médico del plantel, Pedro Hansing, hablaron en el predio que River tiene en Ezeiza y se mostraron “sorprendidos como todos” por la situación. “Queremos corroborar que acá hubo un error. Han sido 24 horas bastante difíciles, de mucha preocupación e indignación, por lo que ha sucedido y por lo que se ha dicho, muchas veces con demasiada liviandad. Eso genera que se ponga en duda la integridad de los futbolistas y los que integramos la institución. Vamos a tomar todos los recaudos y medidas necesarias para tratar de explicar esto porque nos ha sorprendido a todos”, afirmó Gallardo.

La Conmebol comunió a River que Martínez Quarta “dio positivo el control antidopaje que le fuera realizado el 10 de mayo, en el encuentro frente a Emelec de Ecuador. La sustancia detectada es hidroclorotiazida (diurético)”. Aquel partido terminó 1 a 1. A pesar de la noticia, Martínez Quarta participó del encuentro ante Aldosivi y convirtió el gol del triunfo. El jueves su sumó el dopaje positivo del uruguayo Mayada, pero en el partido del 18 de mayo ante Melgar, en Perú. La sustancia fue la misma, según el segundo comunicado que llegó al club argentino.

Enseguida todas las miradas apuntaron al cuerpo médico responsables de suministrar los suplementos a los jugadores. “Culpable no me siento”, se defendió Hansing, "porque tengo la convicción de no haber hecho nada diferente de lo que vengo haciendo. Hace tres años que trabajo con Gallardo pero hace 25 que estoy en el club y no he tenido nunca un inconveniente. Tengo mucha bronca por esta situación porque nos encontramos en un baile al cual no quisimos ir”.

El club ya tiene una estrategia de defensa en dos frentes. Una ante la Conmebol, burocrática, y otra a nivel interno, donde intentarán dar con el origen del problema. “Empezamos a hacer un relevamiento de todas las medicaciones, sustancias y suplementos que le administramos a nuestros jugadores para poder entender. Juntamos todo lo disponible para que fuera analizado y estamos realizando la trazabilidad de lo que estamos consumiendo para determinar si hay alguna diferencia. No hemos tenido ninguna intención en tener una ventaja deportiva”, dijo el médico.

“La sustancia es un diurético, que nosotros no manejamos en nuestra batería de medicamentos”, aclaró rápidamente Hansing, quien también explicó que las drogas que ingieren los jugadores son firmemente controladas por su equipo de trabajo. “No he tenido nunca un inconveniente y conocemos como son los procedimientos”, argumentó.

Gallardo pidió entonces rescatar la figura de los jugadores, principales afectados por el escándalo. "Son dos personas extraordinarias y por eso esto nos genera angustia y dolor. Claramente nos toma en una posición en la cual la competencia que tengamos pasa a ser un tema secundario. Lo que viene para nosotros es proteger la integridad de nuestros jugadores. En eso yo me quiero detener porque para mí es más importante la persona que cualquier resultado deportivo”.

El defensa Lucas Martínez Quarta es una de las debilidades del cuerpo técnico de River. El joven de 21 años aún no tiene 30 partidos en primera división pero se ha consolidado en la zaga central junto con el internacional Jonatan Maidana e incluso ha marcado tres goles. Camilo Mayada, por su parte, es un polifuncional uruguayo que está en el club desde 2015 y ha sido útil para Gallardo cada vez que tuvo que cubrir algún puesto, no solo en defensa, sino también en el mediocampo. “Es uno de los días más difíciles para todo lo que significa el mundo River, porque es una cosa ajena, que se nos escapa y nos envuelve a todos desde un lugar de sorpresa y estupor”, cerró el entrenador.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información