Ricardo Peláez se despide del América

El entonces presidente deportivo ha sido removido por el club pese a que se mantendría en el cargo hasta el final de la temporada

Peláez durante una entrevista con EL PAÍS en octubre pasado
Peláez durante una entrevista con EL PAÍS en octubre pasadoChristian Palma

A Ricardo Peláez no se le recuerda como un futbolista leyenda del América pese a formarse allí. Tuvo su época dorada en otro equipo, el Necaxa. Su sentido de pertenencia al club se fraguó como su presidente deportivo, cargo al que iba a dejar a final de temporada y que ahora el propio equipo le ha despedido. 

La era Peláez comenzó en medio de una turbulencia en el club. Era 2011 y el equipo luchaba para salir a flote de los puestos cercanos al descenso. El América tenía seis años sin ganar la liga y no encontraban al entrenador que les diera certidumbre. Televisa, empresa a la que pertenece el conjunto, decidió que uno de sus comentaristas estrella como Peláez tuviera su primera experiencia como directivo.

Una de sus primeras decisiones, quizá la más acertada, fue confiar en un entrenador de bajo perfil que no encontraba su suerte, Miguel Piojo Herrera. La decisión no bien aceptada por los hinchas que exigían a un estratega de talla internacional, pero la dupla empezó a retomar el camino que dejaron a un lado.

En su tercer año llegó la recompensa en forma de título de liga. En el torneo Clausura 2013, el América ganó una final inverosímil frente al Cruz Azul, eso catapultó al Herrera a dirigir la selección de México y a Peláez al puesto de director deportivo durante la Copa del Mundo en Brasil.

Tras la justa, el presidente deportivo de las águilas firmó al argentino Antonio Mohamed para dirigir a sus chicos. Durante su estancia se ganó el segundo trofeo liguero frente a los Tigres; sin embargo, para llegar a alzarlo Mohamed se enfrentó a Peláez luego de que el entrenador no se presentara, en alguna ocasión, en los entrenamientos.

Un desencuentro entre el argentino y el lateral mexicano Paul Aguilar también mermó su gestión. En los medios empezaron a surgir nombres que sustituyeran al director técnico y ahí Mohamed decidió irse. "Me despido porque mi dignidad está por encima de cualquier cosa y eso es de toda la gente, la dignidad está por encima", dijo el argentino.

La decisión de dejar ir a Mohamed puso a Peláez en el papel de antagonista con su afición. La directiva americanista decidió nombrar a Gustavo Matosas, un uruguayo que había ascendido al León y lo había hecho bicampeón. Pero en las águilas no contagió la mística ganadora, solo consiguió un trofeo de la Liga de Campeones de la Concacaf y se fue porque quería renovar a la plantilla, a Peláez eso no le agradó. "Matosas requería jugadores en calidad y cantidad que no está en nuestras manos traer. La empresa nos guía en el camino del orden, no podemos gastar lo que sea", dijo.

El presidente deportivo del América optó por un viejo compañero suyo, Ignacio Ambríz. Su desginación tampoco fue del total agrado de los aficionados luego de que no tenía ningún campeonato que le respaldara. La prensa criticó la gestión pese a ganar la Concachampions frente a los Tigres."Nacho tomó decisiones y no se tienta el corazón, los jugadores cuidan su chamba [empleo], defienden a su técnico y defienden mi proyecto deportivo", defendió Peláez en una ocasión. El entrenador fue cesado tras un año en el cargo.

Peláez y La Volpe durante el año pasado
Peláez y La Volpe durante el año pasadoA. Vladimir (Cuartoscuro)

"Estoy convencido que es un técnico que es una gran opción, su calidad y su trabajo hablan por sí solos. No viene por una revancha, viene por la oportunidad de brillar en este club", mencionó Ricardo Peláez cuando presentó a La Volpe, su última apuesta. Con él se quedaron con el cuarto sitio en el Mundialito de Clubes y con el subcampeonato de liga.

A la gestión de Peláez se le calificó de arrogante al no aceptar sus errores. Fue cuestionada por no celebrar algún partido conmemorativo por los 100 años del club que cumplió el pasado 12 de octubre. Se ganó el recelo de Cuauhtémoc Blanco, figura del equipo, quien no daba el aval a lo que hacía y por no dejarlo retirarse como azulcrema.

La salida de Ricardo Peláez se da en un torneo en el que el equipo ha logrado colocarse entre los mejores ocho equipos del certamen, con la incertidumbre de si seguirá La Volpe al frente del banquillo y de si retornará Miguel Herrera. "Quiero irme como campeón", sentenció Peláez, pero su petición ha sido denegada con una fría despedida a través de un comunicado de prensa de cuatro líneas.

Sobre la firma

Diego Mancera

Es coordinador de las portadas web de América y México en EL PAÍS. También se encarga de informar de la actualidad deportiva de México. Empezó a trabajar en la edición mexicana desde 2016. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Vive en Ciudad de México.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS