Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las claves de la candidatura de Estados Unidos, Canadá y México para el Mundial de 2026

Estos son los puntos esenciales de la propuesta para albergar la Copa del Mundo de fútbol

Copa Mundial de fútbol 2026
Víctor Montagliani (i), Sunil Gulati y Decio de María durante la presentación de su candidatura AFP

Desde Norteamérica han lanzado la primera candidatura para organizar el Mundial de fútbol en 2026. En una conferencia de prensa realizada en Nueva York estuvieron presentes el presidente de la Concacaf y también de la Asociación Canadiense de Fútbol, Víctor Montagliani; Sunil Gulati y Decio de María, presidentes de las asociaciones en Estados Unidos y México, respectivamente. Allí hicieron oficial su propuesta y estas son las claves.

Una inédita Copa del Mundo

Si la candidatura de estos países norteamericanos logra convencer a la FIFA, sería el primer Mundial a jugarse en tres naciones distintas. El único antecedente con distintos países anfitriones es en 2002 cuando Corea del Sur y Japón se hicieron cargo de la organización. En esa ocasión se distribuyeron 10 sedes por cada país. Para 2026 se necesitarán hasta 18 estadios distintos. 

2026 y el primer gran mundial

En enero de este año, el comité de la FIFA aprobó por unanimidad la inclusión de 16 selecciones más en las Copas del Mundo a partir de 2026. De esta forma el torneo pasará de 32 equipos a 48, una cifra que incrementa los partidos a 80. La candidatura de Estados Unidos, Canadá y México apuesta por distribuir los partidos en cada uno de los países, en sus distintos estadios. 

Estados Unidos, la sede más beneficiada

La candidatura para el Mundial de 2026 está planeada para distribuir los 80 partidos de la Copa del Mundo de la siguiente forma: 60 en Estados Unidos, 10 en México y 10 en Canadá, según señaló el federativo Sunil Gulati. Los juegos, a partir de los cuartos de final, se jugarán en territorio estadounidense. Serán 18 sedes para los tres países. Los dirigentes señalaron que aún no definen el estadio ni el país para el juego inaugural. "Con el acuerdo de los 10 partidos en México, podemos ofrecerles a los mexicanos un gran Mundial", dijo Decio de María; sin embargo, la prensa y los propios aficionados reaccionaron en contra. 

El factor Trump

Uno de los temas que le ha preocupado a la FIFA de cara al Mundial de 2026, presidida por Gianni Infantino, es la política migratoria de Donald Trump. El máximo dirigente del fútbol mundial señaló la importancia de que los países sede cuenten con un libre tránsito hacia el país, sin importar la nacionalidad. "El presidente Trump está particularmente contento que México sea parte de esta candidatura", comentó Gulati. "No hablaremos de política. Lo importante es que las sociedades disfruten del fútbol", comentó Decio de María en una forma de minimizar el tema. En enero pasado, el presidente de EE. UU. decretó el veto migratorio a países de mayoría musulmana y desde su campaña presidencial ha reiterado su intención de levantar un muro entre su país y México

Clasificación asegurada

Como se ha acostumbrado, los anfitriones son invitados inmediatos de la Copa del Mundo que organizan. De esta manera Estados Unidos, México y Canadá no tendrán que jugar la clasificatoria en la Concacaf, zona que hasta el momento otorga tres boletos al Mundial y uno a la repesca, por lo que se abre la oportunidad para que los equipos de Centroamérica, como Guatemala, Nicaragua y Panamá, y el Caribe eleven sus aspiraciones para jugar. 

El proceso para albergar el Mundial 

Los países interesados en sumarse a la candidatura de Norteamérica tienen hasta diciembre de 2018 para presentar un proyecto distinto. Será en enero de 2019 hasta febrero de 2020 cuando la FIFA analice las candidaturas. En mayo de 2020 habrá se organizará un congreso donde se votará qué opción es mejor. 

El retorno al norte de América

La última vez que se realizó una Copa del Mundo en esta parte del continente fue en 1994. En aquella ocasión, Estados Unidos albergó su primera justa internacional gracias a su capacidad de infraestructura y poder económico, aunque sin una tradición al fútbol luego de que tenía menos importancia que el béisbol, el baloncesto y el fútbol americano. En aquella ocasión fueron nueve sedes. 

Los principales recintos

Copa Mundial de fútbol 2026
El estadio Metlife está situado en East Rutherford Archivo

Estados Unidos acapará la mayoría de los encuentros del torneo. Sus principales estadios los mostró en la pasada Copa América Centenario. De ellos destacan el MefLife de Nueva Jersey, el estadio NRG en Houston, Texas, el Rose Bowl y el estadio Levi's, ubicados en California. Además cuentan con el de Gillete en Massachusetts, el Soldier Field en Chicago, Illinois y el CenturyLink Field en Seattle, Washington. 

La carta fuerte de Canadá es el BC Place en Vancouver. En México cuentan con el dos veces mundialista, estadio Azteca en la capital. También con el estadio Chivas, inaugurado en 2010, el Corona en Torreón, Coahuila y también con el BBVA Bancomer de los rayados de Monterrey. 

México, un país favorito para la Copa del Mundo

En caso de que gane la candidatura, México se convertiría en el único país en albergar tres Mundiales luego de hacerlo en 1970 y en 1986. En la primera ocasión aprovecharon que la FIFA buscaba realizar el torneo en América; sin embargo, enfrentaron un polémico proceso luego de que dos años antes habían organizado los Juegos Olímpicos de 1968 y ese año también había estado marcado por un movimiento estudiantil y la matanza de sus participantes por parte del Gobierno. Sin importar eso, lograron quedarse con la organización en un torneo en el que brilló el Brasil de Pelé.

Para el Mundial de 1986 la suerte estuvo del lado de México. En ese proceso Colombia había sido el país sede para el certamen, pero no lograron cumplir con los requisitos de la FIFA en cuanto a infraestructura y desistieron. Los mexicanos se mostraron como la mejor opción por encima de Brasil, Canadá y Estados Unidos. Un año antes de que comenzara la competencia, la Ciudad de México fue sacudida por un terremoto que puso en riesgo la organización al dejar más de 10.000 muertos. El campeonato se realizó con normalidad y con un Diego Armando Maradona que comandó a Argentina a su segundo título. 

Más información