Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El América y los Tigres definen el título de liga en Navidad

Las 'águilas' viajan la próxima semana a Japón para disputar el Mundial de Clubes y a su regreso la final del Apertura 2016

Final Navideña Tigres vs América
Peralta (d) celebra su gol frente a Necaxa EFE

El 2016 ha sido un año de ensueño para el Club América. En abril pasado levantaron el trofeo de la Concachampions contra Tigres. Celebraron su centenario como equipo el 12 de octubre. Eliminaron en cuartos de final de dos torneos distintos a su máximo rival, las Chivas. Jugarán el Mundial de Clubes la próxima semana y buscarán la liga contra los felinos en plena Navidad.

Los dirigentes de la liga mexicana lo dejaron claro: si América clasificaba a la final, el calendario se ajustaría. Las águilas estaban clasificadas al Mundial de Clubes y mantenían la esperanza de poder disputar su torneo local en cuanto regresaran a su país. Luego de que vencieran 2-0 a Necaxa en las semifinales de vuelta, no hay vuelta atrás. La ida de la final será el jueves 22 de diciembre en el estadio Azteca y la vuelta el domingo 25 de diciembre. 

El próximo domingo el América debuta en el Mundialito. Disputará los cuartos de final contra el Jeobuk Hyndai de Corea del Sur. Si logra avanzar se enfrentará al campeón de la Champions League, el Real Madrid de Zidane. Ricardo Peláez, presidente deportivo del club mexicano, aseguró que ese sería su partido de homenaje por los 100 años de la institución. "Lo del Madrid es un sueño”, dijo en una entrevista a EL PAÍS

Hace dos años, Tigres y América definieron al campeón del torneo Apertura 2014. En aquella ocasión los felinos pegaron primero en la ida con un 1-0 a su favor. En la vuelta los americanistas remontaron y golearon por 3-0. Eso significó el más reciente título azulcrema, el número 12. En el partido de liga del actual torneo, los regiomontanos golearon 3-0 en el estadio Azteca. La final es un duelo de revanchas. 

El equipo americanista venció 3-1, en el marcador global al Necaxa en las semifinales. Un partido en el que ambas escuadras lo jugaron como si se tratara de un partido de temporada regular; sin embargo, las águilas tuvieron un protector, Moisés Muñoz, el guardameta de 37 años a quien le remplazarán el próximo torneo con la llegada de Agustín Marchesín. El actual portero de América tiene contrato hasta el 31 de diciembre, seis días después de disputar la final contra Tigres.

Muñoz evitó las opciones de gol de Fabián Espíndola, Edson Puch y de Jesús Isijara. El americanista no dejó pasar ningún balón. El América tardó hasta el segundo tiempo para asentarse en la cancha y hacer efectivo su juego ofensivo. El entrenador Ricardo La Volpe insistió en colocar al goleador Oribe Peralta como un volante por izquierda y no le funcionó. El centro delantero fue Silvio Romero, aunque no pudo romper el 0-0. Fue hasta que Wiliam Da Silva marcó el primero al minuto 75 y Peralta sentenció la serie.

América ya tiene su pase a la final en el bolsillo, ahora sólo les queda volar hasta Japón.  

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información