Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafa Nadal renuncia a Wimbledon

Pese a que evoluciona "de forma positiva" de su lesión en la muñeca, el balear renuncia al grande inglés con el objetivo de llegar a los Juegos. "Esa es la meta. Yo creo que Rafa estará en Río", dice su médico

Rafa Nadal anunciando su retirada de Roland Garros.

Por tercera vez en su carrera, Rafael Nadal no competirá sobre la hierba del All England Tennis Club de Wimbledon. Así lo anunció ayer el de Manacor, que el pasado día 27 ya tuvo que renunciar a Roland Garros, en plena disputa del torneo, debido a una lesión en la muñeca izquierda que sufre desde principios de mayo. “Quería anunciaros que tras consultar con mi doctor y vistos los resultados de la pasada revisión médica, no podré participar en la próxima edición de Wimbledon”, precisó en el comunicado el deportista, que recientemente cumplió 30 años y que a lo largo de su carrera ha levantado en dos ocasiones (2008 y 2010) el trofeo del Grand Slam londinense.

Desde que anunció su renuncia en París, el tenista español tiene la articulación inmovilizada mediante una férula que impide cualquier tipo de movimiento, pero su médico considera que el tiempo que ha transcurrido no es el prudencial como para poder competir con garantías de que no se agrave la lesión en Londres. “La evolución es positiva”, indica Ángel Ruiz Cotorro, el especialista que le supervisa; “pero estas lesiones son así, requieren de tiempo y hay que cuidarlas. Lo más importante es ir respetando los plazos que marca la propia muñeca, no precipitarse. Consideramos que era demasiado pronto como para coger de nuevo la raqueta e ir a Wimbledon”.

Desde que abandonó la capital francesa, Nadal ha pasado los días en su hogar, en Manacor, para disfrutar de la familia y de algunos paseos por el mar, en las aguas de Ibiza. En todo momento, el deportista ha portado la férula, de la que únicamente se desprende para recibir los tratamientos perceptivos y efectuar los controles. De momento, según precisa Cotorro, deberá llevarla 15 días más y una vez que concluya ese periodo máximo de dos semanas, en función siempre de la evolución, comenzará los trabajos de rehabilitación y readaptación.

La tercera ausencia

Esta semana, Nadal visitó la clínica de Barcelona y consensuó con su doctor que lo más oportuno era descartar Wimbledon, tercera gran cita de la temporada (del 27 de junio al 10 de julio) y donde el año pasado cayó en la segunda ronda del torneo, frente al alemán Dustin Brown. Desde el pasado 6 de mayo, cuando competía en el Madrid Open, el español sufre una inflamación de la vaina cubital de la muñeca izquierda que le produce un serio dolor y le obligó a infiltrarse en los tres partidos que disputó en Roland Garros. De haber continuado jugando, precisó el propio Nadal en París, hubiera existido el riesgo de que el tendón se rompiera y el periodo de baja hubiese sido mucho más prolongado.

Ahora, la incertidumbre queda en torno a si podrá competir y enarbolar la bandera española en los Juegos Olímpicos de Río, que arrancan el próximo 5 de agosto. “Esa es la meta, Por eso hemos decidimos ahora esto”, señala Cotorro. Pero ¿llegará a tiempo? “Trabajamos para ello y yo creo que cumpliremos el objetivo. Creo que Rafa estará en Río”, agrega el galeno. Pese a que el anuncio de la renuncia a Londres se produjo ayer, Nadal ya había dado algunas pistas hace unos días, al comunicar que no estaría tampoco en Queen’s, la escala anterior para aclimatarse a la hierba. Será la tercera vez que el español se ausente de Wimbledon; previamente no pudo jugar en 2004 (fisura de escafoides en el pie izquierdo) y 2009 (tendinitis en las rodillas).

MUGURUZA, DE LA TIERRA AL VERDE DE MALLORCA

Muguruza, a su llegada al aeropuerto de Mallorca.
Muguruza, a su llegada al aeropuerto de Mallorca. EFE

Tras el éxito de Roland Garros, donde elevó el primer gran título de su carrera hace tan solo seis días, Garbiñe Muguruza ya piensa en clave verde. La hispano-venezolana, de 22 años, competirá a partir de esta semana en el Mallorca Open (del 11 al 19 de junio), un torneo que se estrena este año y tendrá lugar en el Santa Ponsa Tenis Club (Calviá).

Muguruza, número dos de la WTA después de su éxito en París, aterrizó en Mallorca el miércoles y ayer ya se ejercitó sobre la hierba durante más de hora y media. Su objetivo no es otro que lograr una buena puesta a punto de cara a Wimbledon, donde el año pasado firmó su primer gran resultado como profesional, al alcanzar la final.

En las pistas de Mallorca, Muguruza formará parte de un cuadro de 32 jugadoras, entre las que destacan las serbias Ana Ivanovic y Jelena Jankovic, así como la canadiense Eugénie Bouchard, finalista en Wimbledon (2014).

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información