Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Platini: “En la justicia deportiva comienza el partido de verdad”

El presidente de la UEFA reitera su inocencia pese a la sanción de ocho años por cobros desleales y conflicto de intereses

Platini en un acto de la UEFA en febrero de 2014.
Platini en un acto de la UEFA en febrero de 2014. AP

Este lunes fue un día negro para el presidente de la UEFA, Michel Platini. La Comisión de Ética de la FIFA lo inhabilitó durante ocho años para realizar cualquier actividad relacionada con el fútbol. El mismo castigo recibió Joseph Blatter, máximo mandatario de la FIFA, por injustificar un pago al exjugador francés de 1,8 millones de euros en 2011. "El partido de verdad comienza ahora en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS)", ha explicado Platini a AFP este martes.

El exjugador francés, que se negó a acudir el viernes pasado ante la Comisión de Ética, publicó un comunicado a las pocas horas de conocer el veredicto en el que hablaba de una mascarada dirigida para ensuciar su imagen. En las declaraciones de este martes, mantiene su inocencia y trata de desvincularse del mandatario suizo. "Me han metido en el mismo saco que Blatter. Me he sometido a una humillación y mi imagen se ha visto completamente dañada", ha añadido.

Platini ha recurrido la sanción a la justicia deportiva, al igual que Sepp Blatter, pero ya ha avisado de que, si no le dan la razón, acudirá a los tribunales ordinarios si fuera necesario. "Mi nombre no ha dejado de salir en la prensa en todo este tiempo. Yo lucharé contra esta injusticia. Llegaré hasta donde haga falta", ha afirmado.

Como trasfondo de este castigo aparecen las elecciones a la presidencia de la FIFA. El recambio de Blatter está fijado para el próximo 26 de febrero y Platini quería concurrir como candidato —la Comisión Electoral rechazó su nombre al estar implicado en una investigación interna por posible corrupción—. Con ocho años de inhabilitación, los plazos para el dirigente francés son una quimera; y su sueño de sentarse en el sillón del máximo organismo del fútbol roza la imposibilidad. "La Comisión de Ética ha evitado que me presente a tiempo. No son éticos, son patéticos", ha exclamado.

Si el castigo no ha sido mayor para Blatter y Platini es porque la Comisión de Ética, presidida por el alemán Hans Joachim Eckert, ha estimado que no puede probarse la existencia de corrupción en el pago de 1,8 millones. "¡Faltaría más! No existe corrupción en este asunto. De todas formas, parto del principio de que la verdad terminará saliendo y que se reconocerá mi inocencia", ha reiterado el exjugador galo.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información