Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Villar asume el poder en una UEFA unida detrás de Platini

El español ejercerá las funciones de presidente sin ostentar el cargo y tendrá que consultar toda decisión con el Comité Ejecutivo

La UEFA articuló ayer en su sede de Nyon un discurso de doble cara. Primero lanzó un mensaje muy naíf y blando para explicar el apoyo a su suspendido presidente Michel Platini y y la asunción de sus poderes y competencias por parte de Ángel María Villar. Platini no estuvo presente por estar inhabilitado para cualquier acto relacionado con el fútbol. Después, de manera más sibilina pero contundente, Gianni Infantino, secretario general y mano derecha del francés, construyó uno más bélico contra la FIFA, a la que considera todavía en manos de Sepp Blatter e instigadora de la sanción que ha dado en la línea de flotación de la candidatura de Platini a ocupar el sillón del suizo, también inhabilitado.

“El Comité Ejecutivo ha sido dirigido por el señor Ángel María Villar que, en ausencia del presidente, va a ejercer sus competencias y poderes. No ejercerá de presidente interino ni en funciones”, explicó Infantino. A partir de ahora, Villar será la cabeza visible y representativa de la UEFA. Con Platini sancionado, Villar deberá presidir el 12 de diciembre en París el sorteo de la Eurocopa de Francia 2016, si Platini sigue sancionado. También tendrá la firma definitiva de los acuerdos a los que llegue el Comité Ejecutivo, al que tendrá que tendrá que consultar cada decisión. Esta es la primera vez que un dirigente español se pone al frente del fútbol europeo, aunque con una capacidad de decisión muy limitada.

Villar, por lealtad, acatará las instrucciones en la sombra de Platini, quien seguirá a sueldo de la UEFA pese a su suspensión. El organismo europeo tendrá que estar pendiente del riesgo que corre, al estar investigado Villar por la Comisión Ética de la FIFA al negarse a declarar ante el fiscal estadounidense Michel Garcia en su investigación por la presunta compra de votos en las elecciones de Rusia y Qatar como sedes de los Mundiales de 2018 y 2022. El alemán Franz Beckenbauer, entonces miembro del comité ejecutivo, ya fue sancionado en 2014 con tres meses por el mismo motivo

Reto a la FIFA

Para el Comité Ejecutivo y también para las 54 federaciones convocadas, la presidencia sigue teniendo el mismo dueño. “Solo ha sido suspendido temporalmente y por la FIFA. Michel Platini es presidente de la UEFA", puntualizó Infantino. Esta declaración es un reto en toda regla a la organización de Blatter. Tanto el Comité Ejecutivo como las federaciones, según relató Infantino, fueron unánimes a la hora de elaborar una declaración: “Apoyamos el derecho del señor Platini a tener un procedimiento justo y que tenga la oportunidad de lavar su nombre. Hacemos un llamamiento a todas las instituciones de justicia, el Comité de Apelación de la FIFA y al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para que tomen una decisión en un mes a más tardar”.

La UEFA no pretende un retraso de las elecciones a la presidencia del fútbol mundial, a la que opta Platini. “Ya sabemos cómo son los abogados que, a veces, por ganar dinero dilatan los procesos”, deslizó con ironía Infantino, aunque después dijo confiar en la rapidez del Comité de Apelación de la FIFA. A lo largo de su exposición, el secretario general de la UEFA pareció dar por perdida la apelación y fiarse más del TAS, donde, como Blatter, llegado el caso, recurriría. “La FIFA necesita cambiar su imagen y para eso necesita a un nuevo presidente lo antes posible”, fue una andanada muy clara de Infantino a Blatter, a la que engarzó otra segunda: “La UEFA se porta muy, muy, muy bien y no necesita reformas”.

Fuentes cercanas a Platini sostienen que ajustarse al calendario ya marcado, el 26 de febrero, no le perjudica porque no necesita hacer campaña. La consolidación de la Liga de Campeones como la mejor competición del mundo, el mayor reparto de dinero a los clubes o la expansión del fútbol hacia el Este europeo, y la ampliación de 16 a 24 selecciones participantes en la próxima Eurocopa son su mayor aval. En su contra juega que aún no ha explicado los 1,8 millones de euros que cobró en 2011 por trabajos realizados para Blatter entre 1999 y 2002.

Es en este punto donde Platini se ha encontrado con más oposición. Lennart Johansson, ex presidente de la UEFA y actual presidente honorario, criticó que Platini no hubiera comunicado el cobro. “El abogado de Platini ha venido a explicar el asunto. Ha habido preguntas y el señor Johansson estaba en la sala y ha escuchado las mismas respuestas . Supongo que habrá quedado satisfecho como todos”, dijo Infantino. Sin embargo a Johansson no le convenció: "Platini no puede seguir sin una versión creíble".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información