Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Platini asegura que declaró los 1,8 millones que recibió de la FIFA

El presidente de la UEFA se defiende en un comunicado de las sospechas surgidas en la investigación de la fiscalía suiza

Blatter dice que continuará al frente de la FIFA pese a la sospechas

Blatter y Platini, en el último congreso de la FIFA, en Zúrich. Ampliar foto
Blatter y Platini, en el último congreso de la FIFA, en Zúrich. REUTERS

Platini ha vuelto a pronunciarse sobre las sospechas surgidas en la investigación de la Fiscalía suiza por haber recibido en 2011 un “pago desleal” de 1,8 millones de euros por parte de Blatter, presidente de la FIFA. En una carta enviada a los presidentes de las federaciones de la UEFA, el máximo responsable del organismo hace hincapié en que ese dinero fue declarado a las autoridades “conforme a la legislación suiza”. Por su parte, Blatter, contra el que la fiscalía ha abierto una causa penal por “administración desleal, abuso de confianza y apropiación indebida”, también se ha defendido en un comunicado difundido por sus abogados. En él asegura que se mantendrá como presidente de la FIFA a pesar de la investigación y que "no ha hecho nada ilegal"

Platini ha sido más extenso en su argumentario. Primero subraya que él no ha sido “acusado de ningún delito”, y que por respeto no quiere hacer “declaraciones detalladas en relación a la investigación que está en curso”. Aun así explica que recibió dos millones de Francos Suizos (1,8 millones de euros) en 2011 por unos encargos que realizó para la FIFA entre 1998 y 2002, “para trabajar en una amplia gama de asuntos relacionados con el fútbol”, apunta, sin aportar más detalles, salvo que fue "un trabajo a tiempo completo" y sus funciones "eran conocidas por todos”.

Platini añade en su comunicado que fue interrogado por las autoridades suizas el pasado viernes “no como una persona acusada de ningún delito, sino simplemente como una persona que aporta información”. Y cierra: “Soy consciente de que este asunto puede dañar mi imagen y mi reputación, y en consecuencia la imagen de la UEFA, la organización de la que estoy orgulloso de ser presidente. Por estas razones deseo usar todas mis energías para asegurar que cualquier problema o malentendido pueda ser resuelto lo antes posible”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información