Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Neymar, embargado en Brasil por presunta evasión fiscal

La corte brasileña le incauta bienes por un valor de 47 millones de dólares y el fisco le reclama el pago de 16 en concepto de impuestos no declarados

Neymar en el partido frente al Celta.
Neymar en el partido frente al Celta. AFP

Un tribunal brasileño ha embargado bienes valorados en 188,8 millones de reales (unos 47 millones de dólares) a Neymar, para asegurar el pago de los impuestos que le demanda el fisco por su fichaje por el Barcelona, según informaron fuentes judiciales. El valor fue bloqueado de forma cautelar el pasado 11 de septiembre por el magistrado Carlos Muta, según el Tribunal Federal de la Tercera Región.

El fisco brasileño demanda al jugador el pago de cerca de 63,6 millones de reales (16 millones de dólares aproximadamente) en concepto de impuestos no declarados entre los ejercicios fiscales de 2011 y 2013. El tribunal ordenó el bloqueo del 150% de la suma para asegurarse el pago de los intereses y en concepto de multa por la supuesta evasión de los impuestos referentes a su transferencia del Santos al Barcelona.

Puesto que el importe supera el 30% del patrimonio declarado de Neymar, que asciende a 244,2 millones de reales (unos 61 millones de dólares), el tribunal decidió bloquear los bienes de su padre y las empresas familiares Neymar Sport e Marketing, N&N Consultoría y N&N Administraçao de Bens Participaçoes e Investimentos.

El fisco brasileño considera que el jugador evadió impuestos porque declaró el dinero que percibió por su fichaje por el Barcelona como ganancias de sus empresas, según afirmó el magistrado en la sentencia. Según la agencia tributaria brasileña, Neymar también omitió de su declaración de impuestos el cobro de servicios de publicidad, de derechos de imagen y de otros contratos firmados con el Barcelona y otras empresas entre 2011 y 2013.

El magistrado argumentó su decisión de embargar las empresas de la familia considerando que todo el patrimonio de estas sociedades procede "exclusivamente" del trabajo del jugador.

Los padres de Neymar, que participan en la gestión de su carrera, han calificado de "injustas" las acusaciones. "El jugador no es socio de ninguna de las empresas y, por lo tanto, no puede declarar algo sobre algo que no es suyo", reza un comunicado publicado este viernes en varios medios brasileños. "La acusación fiscal se basa en un entendimiento equivocado de que los recursos recibidos por la persona jurídica deberían haber sido objeto de declaración en rendimientos de persona física", añaden. "En razón de esa interpretación, la acusación fiscal desconsideró todos los impuestos pagados regularmente por las empresas a lo largo de 2011 y 2013".

"Neymar es el único que posee una gestión de imagen de la que Brasil se puede sentir orgulloso", destaca el comunicado. "Siempre mantuvimos las actividades empresariales en este país, incluso después de su marcha a España".

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.