Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Via libre a la dación en pago

El Parlamento navarro aprueba que Osasuna salde su deuda fiscal de 43 millones a cambio de ceder El Sadar y los campos de Tajonar

Entrenamiento de Osasuna en el estadio de El Sadar. Ampliar foto
Entrenamiento de Osasuna en el estadio de El Sadar. EFE

El Parlamento de Navarra, que preside Alberto Catalán, aprobó ayer con los votos favorables de UPN, PSN y PP la Ley Foral que permitirá a Osasuna saldar las deudas con la Hacienda Foral mediante la dación en pago del patrimonio inmobiliario del club. La norma recibió 31 votos favorables y 18 en contra, y permitirá al equipo, 16º clasificado de Segunda División tras descender de Primera la pasada campaña, salvar su posible desaparición: así podrá pagar 43 de los 53 millones de euros que debe a Hacienda. A cambio, Osasuna entrega al Gobierno navarro todos sus bienes, entre los que se encuentran el Estadio de El Sadar y las instalaciones de Tajonar. Ahora, el club tendrá que satisfacer al Consejo Superior Deportes (CSD), que le acaba de ordenar una auditoría complementaria para aclarar aspectos de sus cuentas y las de la fundación del club.

La consejera de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Lourdes Goicoechea, consideró que la ley es “la mejor salida que puede haber para el club”. En su opinión, la propuesta es “asumible”, si bien remarcó que este tipo de iniciativas tienen “riesgos”. “Si esta ley no sale adelante tanto el Gobierno como los ciudadanos nos podríamos encontrar en una situación peor”.

Bikendi Barea, de Bildu se refirió al “trato favorable a Osasuna” y recordó que la Comisión Europea investigó al club por recibir ayudas públicas sin ser una Sociedad Anónima Deportiva (SAD). El portavoz del PSN, Roberto Jiménez, criticó el voto negativo de los nacionalistas al afirmar que quieren la desaparición de Osasuna. “Los independentistas quieren que juegue contra el Portugalete”, señaló.

La ley podría ser considerada ayuda de Estado, contraria al derecho comunitario

Un informe de los servicios jurídicos del parlamento navarro analiza si el sistema de cancelación de la deuda podría considerarse como una ayuda de Estado y si sería en ese caso incompatible con el derecho comunitario. En el mismo recuerda que Osasuna (que es un club deportivo), tiene abierto un procedimiento ante la Comisión Europea para aclarar si al tratarse de una “entidad sin ánimo de lucro” puede haber o no un trato fiscal diferente al otorgado a otros clubes que son sociedades anónimas deportivas. Otros seis clubes españoles también están siendo investigados por la Comisión, que analiza si obtuvieron ventajas fiscales o trato de favor: Madrid, Barcelona, Athletic, Valencia, Hércules y Elche.

Antes de que terminen esas pesquisas, el conjunto navarro se comprometió ayer a recomprar sus bienes en un plazo máximo de 30 años. Para ello, Osasuna aportará el 25% de los derechos de televisión anuales, el 25% de los posibles traspasos de jugadores y una posible vuelta al patrocinio del Estadio El Sadar como Reyno de Navarra. Además, tendrá que pagar un alquiler por las instalaciones de entrenamiento de Tajonar de 75.000 euros anuales si el equipo está en Segunda y 150.000 si está en Primera. Este acuerdo no contempla un posible descenso a la categoría de Segunda B.

Además, habrá un técnico de Hacienda que supervisará las decisiones del club, aunque no tendrá poder de decisión. Para el pago de los 10 millones de euros que restan para saldar toda la deuda con Hacienda se concede una moratoria de tres años sin intereses.

Además, el Gobierno foral concederá un aval de 4 millones de euros para resolver sus problemas de tesorería. El pasado día 13 los socios compromisarios aprobaron en una asamblea general extraordinaria la propuesta de ley.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información