El fiscal jefe de la Audiencia arremete contra la “injerencia” de Cardenal

La fiscalía y la oposición política cargan contra el máximo responsable del deporte español por defender al Barça cuando se investiga al club por un supuesto delito fiscal en el ‘caso Neymar’

Miguel Cardenal.
Miguel Cardenal.alejandro ruesga

La encendida defensa que el máximo responsable del deporte español, Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte, hizo ayer en un artículo publicado en el EL PAÍS del FC Barcelona, investigado por la Audiencia Nacional por un posible delito fiscal en la contratación de Neymar, provocó una cascada de reacciones, tanto en la Fiscalía de la Audiencia Nacional como en los partidos políticos de la oposición, además de un aluvión de comentarios en Twitter.

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, remitió ayer un escrito al fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, en el que consideraba “una injerencia ilegítima en la actuación judicial” el artículo de Cardenal, que calificaba a su vez de “inadmisible”, y entiende su actuación como “incompatible con el mínimo respeto institucional exigible a un cargo público”, en la principal reacción al texto del secretario de Estado.

“El CSD debe velar por que el deporte sea un espacio de convivencia”

Ante el aluvión de críticas recibidas a lo largo del día hacia el contenido del texto, a última hora de la noche fue el propio Consejo Superior de Deportes el que, “ante las interpretaciones aparecidas sobre el artículo de Miguel Cardenal en EL PAÍS”, emitió un comunicado de cuatro puntos en el que el organismo realizaba las siguientes apreciaciones:

1. El CSD manifiesta su respeto más absoluto a la independencia y actuación de la Agencia Tributaria y de los Tribunales de Justicia en cualquier procedimiento abierto frente a los clubes españoles. Cualquier actuación contraria a la ley debe ser investigada, acreditada y sancionada.

2. El CSD debe velar por que el deporte sea un espacio de convivencia. No ha dudado en defender a cualquier club, equipo o deportista de aquellos comentarios que comprometieran ese objetivo sin que ello haya supuesto nunca dejar de exigir responsabilidades. Cuando el tono de las críticas deportivas trasciende la sana competición el presidente del CSD no debe permanecer callado.

3. [Miguel Cardenal] ha dado muestras de un absoluto compromiso con la transparencia y la exigencia de responsabilidades. También de su talante conciliador y de agotar todos los tiempos necesarios para buscar el acuerdo. Nunca ha escatimado esfuerzos, ni ha dejado de asumir riesgos, para intentarlo.

4. Ninguna otra intención ha presidido cada una de las palabras de la carta abierta publicada en el diario EL PAÍS. La misma intención que siempre ha guiado cada una de sus actuaciones, de sus palabras y de sus compromisos con el deporte español. Cualquier otra interpretación debe ser descartada, pues en ningún momento ha pretendido cuestionar ni interferir en el trabajo de quienes deben asegurar que todos cumplen y hacen cumplir la ley.

Tanto el PSOE como UPyD e ICV criticaron también a Cardenal por inmiscuirse en un asunto que no está cerrado, en el que se ha personado como acusación particular la Abogacía del Estado en representación de la Agencia Tributaria y por el que el club azulgrana asegura haber liquidado 13,5 millones “de forma preventiva” para saldar sus cuentas con Hacienda. La marejada más fuerte se produjo en el Congreso de los Diputados. “Me parece muy raro que un secretario de Estado en activo se dedique a defender a un club de fútbol que está siendo investigado”, subrayó Carlos Martínez Gorriarán, número dos de UPyD en la Cámara, quien instó al secretario de Estado a ser “neutral” y le recordó que, “como miembro del Gobierno que es debería garantizar el cumplimiento de la legalidad” en lugar de “defender a los que son sospechosos de habérsela saltado”.

En la misma línea se pronunció también la portavoz del Grupo Socialista, Soraya Rodríguez, quien pidió el “máximo respeto” a la actuación judicial abierta. “Si han incumplido fiscalmente las normas, tiene que resarcirse. Y si ese incumplimiento supone delito penal, tienen que responder”, añadió más tarde Joan Coscubiela, portavoz de Iniciativa per Catalunya (ICV).

No toda la oposición se mostró, sin embargo, en contra de las opiniones vertidas por Miguel Cardenal en su artículo en EL PAÍS. El portavoz de ERC, Alfred Bosch, dijo que le parecía “bien” que el presidente del Consejo Superior de Deportes también “se preocupe por todos los clubes”, aunque precisó que el fútbol es “un tema demasiado enconado como para que alguien que se dedica a la política se meta”. El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Sánchez Llibre, aplaudió la posición de Cardenal: “Pienso que en este caso el Barcelona ha jugado un papel relevante en todo lo que es la economía deportiva de España y me parece perfecto que haya personas con el talento, la capacidad y el prestigio del secretario de Estado que hagan un artículo a favor del Barça”, señaló.

Desde el conjunto azulgrana, Josep Maria Bartomeu se mostró reconfortado por la decidida defensa del club efectuada por Miguel Cardenal. “Le conocemos desde hace años y mantenemos una relación muy buena con él. Se preocupa por el deporte y porque los clubes paguen y rebajen sus deudas. Y en su artículo afirma que el Barcelona paga lo que debe y es un modelo a seguir”, declaró anoche a TV-3 el presidente del Barcelona. “Haría falta hacer ver al juez y al fiscal que hemos hecho bien las cosas, dentro de la legalidad y bien asesorados. Hemos de decidir si se pagan los impuestos en Brasil o aquí. Eso es todo”, añadió Bartomeu.

El terremoto político se transformó en prudencia fuera del Congreso de los Diputados. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) declinó opinar sobre el artículo de Cardenal, como tampoco quisieron entrar en polémicas ni el Ministerio de Hacienda ni la Agencia Tributaria.

“Es un mensaje de unión para los distintos territorios de nuestro país”, opina Del Bosque

Preguntado por el asunto por la mañana, el seleccionador Vicente del Bosque dijo que no había leído el texto. Por la noche, en Radio Nacional, avaló a Cardenal: “Casi siempre estoy de acuerdo con lo que dice el secretario de Estado para el Deporte. Es un hombre cabal, sensato y que trata de unir más que de desunir. Es un mensaje de unión para los distintos territorios de nuestro país”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS