Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eto' o, investigado por presunto fraude fiscal

Se le acusa de no declarar 3,46 millones por derechos de imagen del Barça y Puma

El Juzgado de Instrucción 2 de Barcelona ha admitido a trámite la querella presentada por la Fiscalía contra el exjugador del Barcelona Samuel Eto'o por presuntamente haber defraudado a Hacienda 3,46 millones de euros con sus derechos de imagen.

Según consta en la querella de la Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía de Barcelona, Eto'o obtuvo entre 2006 y 2009 "importantes ingresos derivados de la cesión de sus derechos de imagen a la marca deportiva Puma y al Barcelona que deberían haber tributado como rendimientos de capital mobiliario en las declaraciones de la renta".

Sin embargo, prosigue el fiscal, "simuló que tales derechos habían sido cedidos a dos sociedades de España y Hungría con la finalidad de reducir fraudulentamente su tributación", pagando a tipos inferiores a los que les corresponderían si hubiera pagado a través de la declaración del IRPF, además de que imputó a dicha sociedad cuantiosos gastos de carácter personal.

La querella va dirigida contra Samuel Eto'o como obligado tributario y titular de los derechos de imagen, ya que suscribe todos los contratos de cesión de imagen y es titular de algunas cuentas de las dos sociedades utilizadas: Bulte 2002 Empresarial y Tradesport and Marketing KFT, así como contra su representante legal José María Mesalles y el administrador de Tradesport Manuel de Jesús Lastre.

El futbolista "no declaró en ninguno de los periodos comprobados ingreso alguno derivado de la cesión de sus derechos de imagen" aunque según las inspecciones percibió entre 1,5 y tres millones cada año por este concepto.

La sociedad domiciliada en Hungría, Tradesport, permitía no pagar impuestos en España y conseguir un gravamen mucho más ventajoso, en algún caso pudiendo llegar al 3%, mientras que Bulte 2002 Empresarial tributaba en España al tipo correspondiente a las empresas de reducida dimensión.

La querella concluye que Samuel Eto'o, que en este periodo ingresó unos diez millones al año, "era el titular de los derechos de imagen cedidos por las dos sociedad interpuestas y, por lo tanto, corresponde integrar en sus declaraciones por el IRPF los rendimientos", y le atribuye cuatro delitos contra la Hacienda Pública.