Arsenal, campeón de Argentina por primera vez

El equipo fundado por Julio Grondona, presidente de la AFA, lleva diez años en Primera Tigre, subcampeón, y San Lorenzo deberá luchar por no bajar

Los jugadores del Arsenal celebran la victoria.
Los jugadores del Arsenal celebran la victoria.LEO LA VALLE / EFE

Arsenal es campeón de Argentina. No es que el glorioso club de Londres se haya cambiado de Liga. Se trata del modesto Arsenal de Sarandí, un barrio obrero de la periferia de Buenos Aires de apenas 20.000 habitantes. Es tal vez el club menos popular de Primera División del país sudamericano, pero entre sus hinchas está su fundador, el todopoderoso y eterno presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Humberto Grondona. De todos modos, ese no fue el motivo por el que Arsenal se ha consagrado campeón por primera vez en su historia. Desde hace diez años, los que lleva en Primera, siempre se ha distinguido por tener plantillas modestas, pero que buscan jugar bien al fútbol en una liga que a veces cae en la mediocridad ante la continua emigración de los mejores jugadores argentinos. Este domingo, con las tribunas colmadas en el estadio Julio Humberto Grondona, venció 1-0 a Belgrano, de Córdoba, con el gol de uno de sus futbolistas más sobresalientes, el defensa Lisandro López, de 22 años.

A diferencia de algunas Ligas europeas, la de Argentina es bastante democrática. Cualquiera puede ser campeón. En los últimos ocho años, dos tercios de las ligas argentinas fueron ganadas por equipos que no son los cinco grandes que antes dominaban. ¿Qué les sucede a esos endeudados clubes? Boca Juniors, más pendiente por la final de la Copa Libertadores de América contra Corinthians, perdió la batalla por el Torneo Clausura 2011/2012 hace una semana cuando sufrió en casa un 0-3 que le propinó Arsenal. Hasta entonces nadie hablaba de este equipo, que había comenzado el año pensando en cómo evitar la promoción. Una promoción que sí jugará el San Lorenzo, que se libró de bajar directamente a Segunda.

En los últimos ocho años, dos tercios de las ligas fueron ganadas por equipos que no son los cinco grandes que antes dominaban

Tampoco han brillado en este campeonato los dos grandes del municipio bonaerense de Avellaneda, Independiente y Racing. Aún así, Avaellaneda festejó. Es que allí está Sarandí. Allí reside Arsenal, que tomó sus colores celeste y rojo de las camisetas de Independiente y Racing como símbolo de unión entre los dos grandes rivales. El nombre del club no se originó en su homólogo inglés, sino porque fue construido donde antes había un arsenal militar. Fue fundado hace 55 años por Grondona y su hermano Héctor, que fue el mayor goleador de la historia de Arsenal. Comenzó jugando en lo que sería la Tercera B, la categoría más baja del fútbol argentino. El equipo de Grondona fue subiendo y subiendo, allí comenzó su carrera Jorge Burruchaga, campeón en México 1986. En 2002, Arsenal llegó por primera vez a Primera, una categoría que nunca más abandonó esa categoría.

“Somos jugadores del montón”, reconocían hoy sus futbolistas cuando festejaban el título después de 11 victorias, cinco empates y tres derrotas. Gran parte del mérito está en su entrenador, Gustavo Alfaro, que con Arsenal ya había ganado en 2007 la Copa Sudamericana, un trofeo no tan importante como la Libertadores pero que le sirvió al club para demostrar que gozaba de nivel internacional.

Entre sus baluartes figuraron el portero Cristian Campestrini; el defensa Guillermo Burdisso, el hermano menor de Nicolás, jugador del Roma; los centrocampistas Nicolás Aguirre, de solo 21 años, el colombiano Carlos Carbonero, también de 21, y Jorge Ortiz; y los atacantes y goleadores Luciano Leguizamón, que jugó en el Polideportivo Ejido, y Emilio Zelaya. Este Arsenal no es el de Van Persie y Walcott, pero es campeón de un país tan futbolero como Argentina sobre la base del esfuerzo y el trabajo a largo plazo, la virtud de la que gozan más los clubes modestos que los grandes de esta liga.

El futbol argentino ha estado marcado también por la noticia de la vuelta a Primera de River Plate, que el sábado ganó el campeonato de Segunda y volverá a Primera después de un año de calvario. Festejó hasta la madrugada el club argentino con más ligas (33). Solo tapó la fiesta el hecho de que una de las tribunas debió permanecer vacía como sanción después de que allí, hace dos semanas, la barra brava millonaria asesinara a un hincha del equipo.

Resultados de la última jornada:

San Lorenzo, 3; San Martín, 1. Unión, 2; Estudiantes, 2. All Boys, 3; Boca Juniors, 1. Banfield, 0; Colón, 3. Godoy Cruz, 1; Atlético Rafaela, 3. Tigre, 2; Independiente, 2. Arsenal, 1; Belgrano, 0. Racing, 1; Vélez, 2. Olimpo, 0; Argentinos Juniors, 0. Newell's Old Boys, 0; Lanús, 0.

Clasificación:

Arsenal: 38 puntos; Tigre, 36; Boca Juniors, 33; Vélez, 33; All Boys, 33; Newell's Old Boys, 32; Colón, 29; Estudiantes, 27; Argentinos Juniors, 27; Lanús, 26; Unión, 25; San Lorenzo, 25; Atlético Rafaela, 24; Belgrano, 24; San Martín, 22; Independiente, 20; Racing, 19; Godoy Cruz, 19; Olimpo, 13; Banfield, 11. 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50