Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buffon, bajo sospecha

Los agentes detectan movimientos extraños en la cuenta corriente del capitán italiano, como 1,5 millones enviados a un estanco habilitado para apuestas deportivas

Buffon, durante un entrenamiento con Italia.
Buffon, durante un entrenamiento con Italia. AFP

No hay paz en el calcio. Ni en Coverciano, el cuartel general de la selección italiana. 24 horas después que de su capitán, Gigi Buffon, saliera a rueda de prensa diciendo que la “verdadera vergüenza" de todo lo que está ocurriendo en el fútbol italiano –tramas de apuestas ilegales y amaños de partidos- eran las filtraciones de jueces y fiscales, su nombre ha aparecido en un dossier de la policía. Ya enviado, por cierto, al Tribunal de Cremona, uno de los tres que está investigando sobre el que ya los medios llaman fútbol infecto.

La policía ha detectado movimientos extraños en la cuenta corriente de Buffon. Entre enero y diciembre de 2010, el portero de la Juve firmó 14 cheques de importes comprendidos entre 50.000 y 200.000 euros por un valor total de 1.585.000 euros. Todos enviados a un único destinatario: Massimo Alfieri, dueño de un estanco en Parma (la región en la que nació el portero y la del equipo en el que empezó su exitosa carrera en 1995), también habilitado para apuestas.

Sospechan los investigadores que ese dinero se habría utilizado para apuestas. Algo legal en Italia, menos para los futbolistas, que lo tienen prohibido por la Federación y la Liga de Fútbol. Buffon no ha entrado en el registro de los investigados, pero el Tribunal de Turín, que recibió el dossier de la Policía Financiera, ya lo ha remitido al juez instructor de Cremona, Di Martino que está llevando el caso. Podría así abrirse otro filón de investigación. “Si quisiésemos seguiríamos hasta el infinito”, declaró Di Martino el lunes cuando le preguntaron si la investigación –que empezó en junio de 2011- se estaba cercando a su fin.

“Es cuestión de ética y de valores”, comentó ayer Buffon en la sala de prensa de Coverciano. “Yo no apostaría ni si jugara en el peor de los equipos [se refería al más pobre] porque esos no son los valores que me han enseñado en casa”.

El dossier de la policía aclara que los abogados del jugador de la selección han justificado esos movimientos en su cuenta corriente como “transferencias de dinero para tutelar el patrimonio personal de Buffon”. No quisieron especificar en qué consiste eso alegando el derecho a la privacidad. El banco, por otra parte, siempre según el dossier, sospecha que ese dinero ha podido ser objeto de apuestas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información