Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cassano recibe el alta

El delantero del Milan, que fue operado del corazón el viernes, comienza en casa su recuperación, que durará entre cinco y seis meses

Antonio Cassano, delantero del Milan, ha recibido el alta médica después de ser operado el pasado viernes para cerrar el orificio en una de las aurículas del corazón, lo que le había provocado una leve isquemia cerebral. El futbolista se empezó a encontrar indispuesto el sábado 29 de octubre tras un partido frente al Roma y desde entonces permanecía ingresado en el Hospital Policlínico de Milán. El jefe de neurología del centro, Nereo Bresolin, ha celebrado la buena evolución del futbolista: "Todas las pruebas han dado resultados positivos. Ahora necesita dos o tres semanas de descanso, aunque con 29 años y toda la gente que le conoce no le será fácil".

Cassano comienza su recuperación en casa, que según los médicos durará entre cinco y seis meses. Después de ese tiempo, podrá volver a jugar al fútbol con normalidad. El ariete, que ha abandonado el hospital acompañado por su madre, ha recibido muchas visitas durante su hospitalización. Este sábado, sin ir más lejos, recibió a un grupo de aficionados y a su compañero Ibrahimovic, que aseguró al salir que había encontrado perfectamente a Cassano.

El delantero, exfutbolista del Madrid, fue operado por el doctor Mario Carminati, responsable de cardiología de los defectos congénitos y uno de los mayores expertos en la materia. La intervención, que duró media hora, se realizó con anestesia local. En un primer momento, se achacó su malestar a una bajada de tensión, pero los síntomas no remitían y Cassano comenzó a tener problemas de movimiento y para hablar, por lo que tuvo que ser hospitalizado. Ahora, el futbolista trata de recuperarse lo antes posible, ya que su participación en la próxima Eurocopa está en el aire.

El Nápoles-Juventus, aplazado por la lluvia

Las autoridades napolitanas han decidido aplazar el partido de la Serie A entre el Nápoles y el Juventus, que se tenía que disputar hoy a las 20.45 debido a las fuertes lluvias que han caído en la ciudad. Debido al mal tiempo, el pasado viernes también se tomó la decisión de suspender el Génova-Inter, también previsto para hoy, a causa del temporal que provocó seis muertos en Génova hace dos días.

La decisión de no jugar el partido estrella de la jornada se tomó tras una reunión extraordinaria entre el delegado de Gobierno, Andrea De Martino; el alcalde de Nápoles, Luigi De Magistris y representantes de las fuerzas del orden y de la policía municipal. Una parte del estadio San Paolo ha quedado inundada tras las lluvias torrenciales de la noche y de esta mañana, que también han afectado a las condiciones del césped.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información