_
_
_
_

Kaltenbrunner, primera mujer en alcanzar los 14 'ochomiles' sin oxígeno

La austriaca holla la cima del K2 y mejora la hazaña de Pasabán y Ho, que recurrieron a respiradores artificiales

La austriaca Gerlinde Kaltenbrunner ha entrado en la historia del alpinismo. Tras conquistar ayer a las 18.18 la cima de la montaña K2, de 8.611 metros de altura, se convirtió en la primera mujer en coronar las 14 cumbres de más de 8.000 metros del mundo sin ayuda de oxígeno. Una hazaña de más envergadura que las de la española Edurne Pasaban y la surcoreana Oh Eun Sun, que en 2010 habían alcanzado este registro pero con la ayuda del oxígeno artificial.

Kalternbrunner, de 41 años, alcanzó la cima del K2, en la cordillera del Karakórum, entre Pakistán y China, después de siete intentos. Se trata de la segunda cumbre más alta del mundo (después del Everest), y la más difícil de escalar. La expedición, que se ha prolongado durante dos meses, estuvo compuesta también por el polaco Darius Zaluski y los kazakos Maxut Zhumayev y Vassily Pivstov. El marido de la austriaca, que había empezado con ella la ascensión, volvió atrás a mitad del camino.

El récord femenino llega un cuarto de siglo después del masculino. En 1986, fue el italiano Reinhold Messner el que completó la conquista de los 14 ochomiles. Kaltenbrunner culmina una aventura empezada en 1998, cuando conquistó la primera cumbre de su historial, el Cho Oyu, entre China y Nepal. Después de ese, llegarían el Makalu (2001), el Manaslu (2002), el Nanga Parbat (2003), el Annapurna I (2004), el Gasherbrum I (2004), el Shisha Pangma (2005), el Gasherbum II (2005), el Kangchenjunga (2006), el Broad Peak (2007), el Dhaulagir (2008), el Lhotse (2009) y el Everest (2010). Ayer, la conquista definitiva, la que la encumbra en lo más alto del alpinismo.

La alpinista austriaca Gerlinde Kaltenbrunner.
La alpinista austriaca Gerlinde Kaltenbrunner.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_