Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alpinista Pauner será evacuado mañana a Katmandú

El aragonés descansa en el campo base tras un descenso complicado del Lhotse

El aragonés Carlos Pauner descansa ya en el campo base tras hacer cima el sábado en el Lhotse (8.516 metros), la cuarta montaña más alta del mundo. Mañana, será evacuado en helicóptero a Katmandú, ha confirmado un portavoz del alpinista, donde descansará unos días antes de volver a España. Su compañero Lolo González, que ha sufrido pequeñas congelaciones en los dedos de los pies, ya ha sido evacuado.

Aunque en los primeros momentos el estado de Pauner parecía crítico -el apinista llegó al campo IV con síntomas de lo que podría ser un edema cerebral severo, según una médico con la que se comunica por walkie-talkie -. "Ahora está mejor", ha subrayado su portavoz; "solo nos ha dicho que está exhausto y necesita descansar". El aragonés consiguió comunicarse con sus amigos en España a más de 6.000m de altura. "Estoy absolutamente exhausto, me están atendiendo muy bien y sólo quiero dormir", les dijo el domingo con un débil hilo de voz. El pasado 4 de abril Carlos Pauner inició una nueva expedición al Himalaya con el objetivo de ascender el Lhotse y el Gasherbrum II y convertirse en el primer aragonés en coronar los catorce 'ochomiles' del mundo.

El sábado, Pauner holló la cuarta montaña más alta de la Tierra junto con el también aragonés Javier Pérez, el catalán Juanjo Garro, el madrileño Carlos Soria, el vasco Juanito Oiarzabal y el malagueño Lolo González. El más rápido en alcanzar la cima fue Carlos Soria, el único que ascendió con oxígeno artificial, que lo hizo varias horas antes que el resto.

Soria bajó sin contratiempos al campo IV junto con su sherpa en buen estado de salud, mientras que el resto de expedicionarios descendió con dificultades y lentamente. El primero en llegar fue Oiarzábal al que siguieron Javier Pérez, Juanjo Garra y Carlos Pauner, que llegó con síntomas de edema cerebral severo (según diagnóstico de la doctora María Antonia Nerín, que se encuentra en el campo base). El aragonés, junto a Javier Pérez y Juanito Oiarzabal, ha conseguido esta tarde llegar al campo II, a 6.400 metros, donde se recupera.

El año pasado, Pauner y Oiarzabal protagonizaron un dramático descenso del Annapurna en el que murió el mallorquín Tolo Calafat.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.