Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Justicia" o "mano negra"

Los jugadores azulgrana hablan de victoria merecida y los blancos se quejan de las "ayudas de los colegiados"

"Sabíamos que iba a pasar algo...", dijo Cristiano Ronaldo. Repitió el delantero portugués el discurso de su técnico, José Mourinho, y de su ayudante, Aitor Karanka. "Sabíamos que iba a pasar algo otra vez y ha pasado. El gol de Higuaín era gol. Son muchas cosas juntas. Hay que pensar sobre lo que pasó en el Bernabéu con la payasada de Alves [se refería a la jugada de la expulsión de Pepe] y lo que ha pasado hoy", comentó el delantero portugués.

Cuando le preguntaron qué título pondría a la eliminatoria y a Mascherano, Cristiano ya decidió olvidarse definitivamente de la calma. "Esto es una Misión imposible 4", soltó el delantero blanco. "El Barça tiene un gran equipo, pero tiene algo por detrás... No quiero ver una mano negra, pero me cuesta", continuó. Higuaín marcó tras un pase de Cristiano. El árbitro vio falta del portugués a Mascherano cuando rodaba derribado por Piqué. "En el Liverpool no era así... Ha aprendido a hacer trampas en el Barcelona", dijo.

Las rencillas de la ida en el Bernabéu no se vieron anoche. Al menos, en el campo. Pero sí ante los microfonos. Mascherano contestó a Cristiano. "No hay que dudar de mi honradez. Tengo mil defectos, pero cada día trato de ser mejor jugador y honrar mi profesión. Durante toda mi carrera solo me ha preocupado la opinión de los que trabajan conmigo", dijo el centrocampista azulgrana.

Mascherano aseguró que el Barça es un justo vencedor y que cada uno es libre de opinar. "En el fútbol todos podemos dar nuestras opiniones. Creo que somos justos vencedores... Si hay alguna duda de la falta que me hacen, yo no la tengo. Me pegan, me tocan, me dan en el pie. De eso estoy seguro", prosiguió.

Casillas, que antes de marcharse a los vestuarios pidió a todos sus compañeros que saludaran a la afición blanca, también se quejó. "¿El gol anulado a Higuaín? Pues... otra más. Como siempre", espetó. "Cualquier cosa que digamos puede ser usada en nuestra contra, pero las imágenes están ahí para que juzguen. Nosotros nos vamos con la cabeza alta tras defender el escudo", continuó el capitán del Madrid. No se olvidó, al igual que sus compañeros, del partido de ida en el Bernabéu: "Te quedas con el recuerdo del encuentro de casa. Con el 0-0 de allí y un 1-1 aquí, habríamos pasado la eliminatoria. Es fácil recordarlo, pero hemos jugado con 11 por primera vez ante el Barça y no hemos tenido complejo alguno. Cada uno juega con sus bazas, pero no se puede tener tanta ayuda de los colegiados".

Vicente del Bosque, el seleccionador español, se había mostrado preocupado por las rencillas entre los internacionales. Tanto, que hizo un llamamiento a la calma. Ayer estaba sentado en el palco. Quizá no se percatara de lo que luego denunció Casillas en la zona mixta. "No me han gustado ciertos comentarios y maneras de actuar en el terreno de juego. Mucha gente ha quedado señalada. Pero no vamos a darle más vueltas. De esto a la selección pasa mucho tiempo. Es otra cosa. Ahora estamos con nuestros clubes", aseguró el portero que levantó la Copa del Mundo en Sudáfrica hace poco menos de un año. También Xabi Alonso explicó que las relaciones con algunos compañeros se habían deteriorado.

Alonso también hizo hincapié en las actuaciones de los árbitros: "En la ida lo condicionó todo la expulsión de Pepe. Cuando en la vuelta estás haciendo un partido serio y competido, te pones 0-1 y ves que también te lo quitan, te vas decepcionado". Como sus compañeros, destacó que el Madrid, 11 contra 11, no tuvo ningún complejo. "Cuando hemos estado 11 contra 11, hemos estado muy equilibrados. No se le puede reprochar nada al equipo. Han sido una pena las decisiones en nuestra contra. El Barça está en la final. No sé si ha sido justa o injustamente, pero el que llega es el que va a tener derecho a jugarla", concluyó.

Xavi, Iniesta y Pedro destacaron la felicidad que sintieron por Abidal. El francés, operado el 17 de marzo de un tumor en el hígado, reapareció entre el clamor de la afición. Todo el equipo le manteó al final del encuentro.

Iniesta analizó la clasificación de su equipo para la final: "El Barça ha sido superior, más allá de las circunstancias", aseguró el manchego. "Siempre hemos intentado jugar al fútbol, crear ocasiones. Nunca hemos esperado al Madrid. Ni en este partido que afrontamos con un 2-0 de la ida. Cada uno hará su lectura. Lo importante es que el Barça está en Wembley". Sobre las quejas de los jugadores del Madrid por el arbitraje, respondió: "Nosotros, cuando perdimos la Copa, bajamos la cabeza. El deporte tiene eso. A la larga, gana el que se lo merece, el que juega mejor". Cuando hemos perdido lo hemos reconocido, no hemos tenido ningún tipo de problema en decirlo".

Xavi resaltó la importancia del logro conseguido: "Ha habido mucha tensión y el momento es histórico para el barcelonismo. Se ha hecho justicia futbolística. El mejor equipo ha pasado a la final". "Es un momento único que volvemos a vivir, haber ganado una eliminatoria así contra un rival tan fuerte es algo para celebrar", destacó Iniesta. "Es una alegría enorme", dijo Pedro, el autor del gol. "Siempre es difícil llegar a una final, lo hemos hecho ante un gran rival como el Madrid y después de hacer un grandísimo partido. Solo quiero dar las gracias a mis compañeros", prosiguió el delantero. Xavi, que se marchó del Bernabéu tras el partido de ida diciendo que había ganado el fútbol -aquel que, según él, le gusta al público, el fútbol de toque y posesión-, repitió ayer su discucurso. "El desgaste más duro es el mental. Hemos sufrido desde ese punto de vista, pero pensamos que se ha hecho justicia futbolística".