Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wenger y Ancelotti niegan el trato de favor a los azulgrana

Los entrenadores de Arsenal y Chelsea, dos de los equipos aludidos ayer por Mourinho, niegan que la UEFA beneficie intencionadamente al Barcelona

Los entrenadores del Arsenal y del Chelsea, dos de los equipos a los que José Mourinho señaló ayer como perjudicados por las decisiones arbitrales en sus partidos de la Champions contra el Barcelona, han negado hoy que pueda existir un trato de favor intencionado por parte de la UEFA hacia el Barcelona.

El técnico gunner, Arsene Wenger, ha sido tajante al respecto: "Me niego a creerlo, porque el día que crea eso, será imposible asimilarlo. Esta temporada, el Barcelona se ha encontrado realmente con algunas ventajas, pero en mi opinión fueron accidentales". "Es difícil para mí comentar algo así, porque nosotros estuvimos envueltos en una situación como esa", ha explicado el francés, al que la UEFA sancionó con un partido por sus quejas tras la expulsión de Robin Van Persie en el Camp Nou, en el partido de vuelta de los octavos de esta misma edición de la Liga de Campeones (3-1).

"Cuando un técnico sale a un partido como ese y está tan decepcionado", ha dicho Wenger en referencia a Mourinho; "tiene que aceptar que a veces se va demasiado lejos. Me niego a creer que haya, digamos, una conspiración detrás y que el Barcelona haya salido favorecido".

Carlo Ancelotti, entrenador del Chelsea -equipo que Mourinho dirigió en el pasado-, también ha negado las tesis del portugués: "No creo en una conspiración. El fútbol es el fútbol. No hay conspiración. Los árbitros pueden cometer errores y quiero pensar que todo está bien, que todo es transparente, porque este es mi trabajo". "Conozco a Stark muy bien. No es un árbitro que pueda ser intimidado". "Tiene una fuerte personalidad, es muy bueno. Quizás cometió un error", ha zanjado.

Peor parados salen Alves y Pedro de las críticas de Rio Ferdinand, central del Manchester United. "Si me veis alguna vez salir del campo en una camilla y después entrar corriendo de nuevo, pegarme una patada con los tacos", ha comentado a través de Twitter en referencia a la reacción del brasileño tras la entrada que le costó la expulsión a Pepe. El zaguero ironiza al mismo tiempo sobre el lance entre Arbeloa y el canario, que cayó tendido al césped tras la obstaculización del madridista. " Cuando Pedro vea eso, creéis que pensará: qué estaba haciendo yo? ¡Los jugadores de rugby deben mofarse del fútbol!", ha señalado.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.