Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona denuncia a Mourinho por ensuciar su prestigio y su historia

"Los líderes, como son los entrenadores, deberían hablar solo de fútbol y no de cuestiones que incitan a la violencia", ha afirmado el portavoz del club, Toni Freixa

El clásico europeo del Bernabéu trae cola. La directiva del Barcelona ha decidido tomar cartas en el asunto y ha denunciado a José Mourinho ante la Comisión de Disciplina y Control de la UEFA. Lo ha explicado Toni Freixa, portavoz de la directiva barcelonista. "Hay determinadas situaciones que no podemos dejar pasar. El señor Mourinho ha ensuciado nuestro prestigio, nuestra honorabilidad, nuestra historia, la de nuestros aficionados y la de los directivos que estuvieron en la consecución de la Champions en 2009". El directivo del Barcelona ha hecho referencia a las declaraciones en las que el entrenador del Real Madrid, entre otras cosas, afirmó: "Guardiola es un entrenador fantástico pero ha ganado una Champions que a mí me daría vergüenza ganar. Porque ganó con el escándalo de Stamford Bridge. Y si este año gana la segunda ganaría con el escándalo del Bernabéu".

Freixa ha informado del acuerdo puntual adoptado por el club. "El presidente (Sandro Rosell) decidió convocar una junta extraordinaria y vamos a denunciar al entrenador del Real Madrid ante el Comité de Disciplina y Control de la UEFA por sus declaraciones. Son constitutivas de una infracción del artículo 5. El Barcelona se siente perjudicado". Los directivos del club azulgrana han sido informados durante la reunión que han celebrado en las oficinas del Camp Nou de que la UEFA ha abierto un expediente disciplinario contra el Madrid por las declaraciones de Mourinho, por su expulsión, así como la de Pepe y por la invasión del terreno de juego, así cpomo el expediente abierto contra el Barcelona por la expulsión de Pinto. Ambos casos serán estudiados por la UEFA el próximo 6 de mayo.

También ha explicado Freixa que el Barcelona hizo constar en el acta del partido su protesta por el hecho de que el césped del Bernabéu no fuera regado una hora antes del partido tal como habían acordado los clubes en una reunión previa con el delegado de la UEFA. Asimismo, el Barcelona se quejó por el hecho de que el Madrid, tras el partido, no permitiera acceder a la megafonía al locutor del Barcelona para que indicara en catalán las correspondientes instrucciones a los aficionados azulgrana que presenciaron el partido. Freixa explicó que estas instrucciones sí pudieron ser difundidas a través de la megafonía del estadio antes del partido después de las gestiones que el club azulgrana realizó a través de la Delegación del Gobierno.

Freixa ha explicado que existe pleno respeto entre las directivas de ambos clubes. "La relación es satisfactoria, al margen de que hay determinadas situaciones que no podemos dejar pasar. Estamos orgullosos de nuestro equipo y de nuestro entrenador. Si comparecemos ahora es porque se han producido hechos que rebasan los límites. Nuestra actuación en consonancia con la reacción de muchos aficionados y de la UEFA".