Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
GOLF

Manassero gana en Castellón y bate el récord de precocidad en Europa

El joven italiano hace historia tras conseguir a los 17 años su primera victoria profesional con un gran recital de juego y madurez.- Ignacio Garrido, segundo a cuatro golpes, mejor español

Castelló Masters: Clasificación completa | Todo el golf en On the green, el canal de Eskup

Un joven sonriente, amante de los clásicos del golf y fan acérrimo de Severiano Ballesteros ha roto a sus 17 años, 6 meses y cinco días, todos los registros del golf europeo. Su victoria en el Castelló Masters con cuatro goles de ventaja sobre el español Ignacio Garrido y el inglés Gary Boyd le convierte en el jugador más joven de la historia en ganar en el Circuito Europeo, récord que ostentaba el neozelandés Danny Lee, que ganó como amateur el Johnnyt Walter Classic de 2009 con 18 años y 213 días.

La forma de hacerlo y de afrontar cada reto es la carta de presentación de un golfista que dará mucho de qué hablar. Constante, sereno y muy concentrado, el joven italiano ha firmado una tarjeta de -4 en el día para -16 en total. Su espectacular ataque del 13 al 15, con tres birdies seguidos por un bogey y un doble bogey del hasta entonces líder y también joven (24 años) Boyd le han aupado a una primera posición de la que ya no ha salido. La serie ha empezado con un excepcional birdie desde unos 15 metros en el hoyo 12, par 3, que le ponían a uno del líder, descentrado y nervioso desde ese momento. Consciente de la importancia del gran putt, Manassero ha sacado el puño en uno de los pocos gestos extra que se le han podido ver a lo largo del fin de semana. En el 15, otro putt con una lectura perfecta de derecha a izquierda, y un doble bogey de un Boyd que obligado a arriesgar ha probado el agua, han sentenciado el torneo. Poco después, en el largo camino que separa el hoyo 16 del 17, mostraba un semblante serio y concentrado.

Ajeno a los físicos perfectos y exuberantes que exhiben la mayoría de los golfistas de su generación en un deporte que dejó de ser un juego con la irrupción de Tiger Woods, Manassero, barriguita en ristre y con un cuerpo aún por formar, aprovecha su solidez en todos los segmentos y su capacidad para ir recto desde el tee de salida para solventar su falta de potencia y pegada. Para eso estaba en el sitio perfecto, porque el de Castellón es un campo, alabado por todos los profesionales este fin de semana por la calidad de sus greenes, no muy largo y que premia la precisión y la habilidad. Amante y fan del juego de Ballesteros, el rey del golf imaginativo y del que asegura ha visto todos los vídeos que existen, Manassero no se ha dejado llevar en ningún momento. Paradigma de este tipo de juego sosegado e inteligente, en el hoyo 14, un par cuatro corto y en el que muchos jugadores tiran al green desde la salida, el joven italiano ha apostado por jugar dos golpes perfectos con sendos hierros para dejarse una sencilla oportunidad de birdie. Trabajo resuelto sin alardes ni músculos.

El niño récord del golf

Aunque hasta ahora su mejor actuación en Europa era el tercer puesto del Omega Masters, Manassero acumula records: fue el jugador más joven de la historia en ganar el British Amateur y también el más joven en pasar el corte en el Masters de Augusta, hazaña que consiguió este año. El aficionado le recordará, aún más aniñado, por esas dos vueltas de jueves y viernes que dio en el Open Británico de 2009, precisamente con el protagonista absoluto, un Tom Watson que le saca más de 30 años y del que asegura aprendió mucho.

Aunque no sea el típico jugador de su época, sí responde a ese perfil en otras cosas. Por ejemplo, al igual que Tiger Woods, sus padres tenína muy claro su futuro y a los cuatro años ya jugó un torneo con su ídolo, Seve. Además, su destino deportivo lo dirige la multinacional de la representación y la gestión de eventos IMG, que también tienen en sus filas al todavía número uno del mundo.

Cara y cruz para los españoles

Entre el grupo de jugadores españoles ha habido de todo. Excepcional segundo puesto de un sólido Ignacio Garrido que sólo ha hecho un bogey en los últimos 38 hoyos del torneo. Otros cinco jugadores nacionales (Gonzalo Fernández Castaño, Carlos Suneson, Alejandro Cañizares, Rafael Cabrera- Bello y Álvaro Velasco) han acompañado a Garrido entre los 15 primeros.

La nota desafortunada del día la ha protagonizado José María Olazábal. El ganador de dos Masters de Augusta ha firmado su tarjeta con un resultado incorrecto en el hoyo 17, fallo que él mismo ha comunicado a la organización y que ha supuesto su eliminación en su regreso tras una lesión que le tenía apartado desde julio. El otro regreso esperado, el de Sergio García, se saldó sin que el español pudiese pasar el corte en su vuelta al golf tras dos meses de inactividad y en el campo que le vio aprender a jugar. Todos estarán la semana que viene en Valderrama, en el penúltimo torneo del año antes del cierre en Dubai.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.