Asesinato en la mansión de Beverly Hills de la influyente leyenda de la música negra

Un hombre es detenido horas después de la muerte de Jacqueline Avant, la esposa del influyente productor Clarence Avant

Jacqueline y Clarence Avant en una entrega de premios en Tennessee, en 2016.
Jacqueline y Clarence Avant en una entrega de premios en Tennessee, en 2016.TERRY WYATT (AFP)

La policía de Beverly Hills detuvo en unas cuantas horas al principal sospechoso del homicidio de Jacqueline Avant, una reputada filántropa y esposa del legendario productor y ejecutivo musical Clarence Avant. La mujer, de 81 años, murió el miércoles en un hospital minutos después de haber recibido un disparo en un extraño incidente que las autoridades no han aclarado, pero que tiene como principal línea de investigación el robo. La muerte ha provocado múltiples reacciones del mundo de la política y la industria del espectáculo. “Inspiraba admiración, respeto y afecto. Tenemos el corazón roto”, escribió el expresidente Bill Clinton en Twitter.

El sujeto detenido es Aariel Maynor, de 29 años, quien tiene una larga trayectoria criminal. El hombre había sido condenado a cinco años por robo en 2013. Fue liberado, pero volvió a delinquir. Recibió una condena de cuatro años por el mismo delito y en septiembre pasado obtuvo la libertad condicional. Las autoridades han dicho que Maynor huyó en su coche rumbo al este, algo que fue captado por las cámaras de seguridad. Una hora después, la policía fue informada de disparos en la zona de Hollywood Hills, cerca del observatorio Griffith. Cuando los agentes llegaron se lo encontraron en un jardín con un disparo en el pie. La policía cree que él mismo se hirió mientras intentaba entrar a robar en una residencia. Tenía en sus manos un AR-15, un rifle de asalto.

“Las pruebas muestran hasta ahora que solo un sospechoso estuvo involucrado en el crimen. Seguimos investigando para determinar el móvil y poder tener una acusación exitosa”, dijo este jueves el jefe de policía de Beverly Hills, Mark Stainbrook, quien llevaba horas en el cargo después de haber jurado el martes. Fue un comandante de área que estaba de guardia quien hizo la conexión entre los incidentes de Beverly Hills y Hollywood Hills, dos áreas de la ciudad que están a 10 kilómetros de distancia.

A pesar de la detención, algunas dudas quedan aún por resolver. Al momento del incidente, ocurrido antes de las 02.30, estaban presentes en la casa, además de Jacqueline y su esposo Clarence, un guarda de seguridad. Las autoridades afirman que Maynor le disparó, pero falló en el tiro. El vigilante no respondió al ataque. No se sabe hasta el momento si estaba o no armado. No hubo otro lesionado en el altercado. Tampoco se ha informado si algún objeto fue robado de la escena, aunque la zona vive un incremento de estos delitos. Se están investigando más de 130 robos similares en la zona de Beverly Hills cometidos en los últimos meses. Las cámaras de la prensa captaron una puerta de cristal hecha añicos. “No especularemos sobre ninguna de las teorías que están circulando, incluyendo si esto se trató de un intento de robo o no”, dijo Stainbrook.

Un policía entra a la propiedad de los Avant, donde el miércoles fue asesinada Jacqueline, de 81 años.
Un policía entra a la propiedad de los Avant, donde el miércoles fue asesinada Jacqueline, de 81 años.VALERIE MACON (AFP)
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Los Avant eran una influyente pareja en la industria del entretenimiento de Hollywood y en el mundo de la filantropía. Jacqueline era reconocida por su activo involucramiento durante décadas en la recolección de fondos para el centro de estudiantes internacionales de la Universidad de Los Ángeles (UCLA) y por su trabajo social en favor de los niños negros y latinos de Watts, un barrio pobre del sur de la ciudad. Días antes del fatídico incidente, Avant afinaba con activistas de la comunidad los detalles para comprar bicicletas para los menores de la zona como regalo de Navidad.

El matrimonio era también ampliamente conocido entre los círculos políticos de Washington por su labor recaudando fondos para las campañas de demócratas como Bill y Hillary Clinton, Barack Obama o el exgobernador de California Jerry Brown, entre otros. Su dinero fue muy importante para auxiliar la elección de Tom Bradley, el primer y último alcalde afroamericano que ha tenido Los Ángeles. Personalidades como Earvin Magic Johnson o la familia Jackson han lamentado el asesinato.

Originaria de Queens, Nueva York, Jacqueline fue modelo en los años 60, cuando conoció a Clarence Avant, quien era el representante del famoso organista de jazz Jimmy Smith. Ambos se casaron en 1967 y poco después se mudaron a la costa oeste para gestionar el sello musical Sussex Records. La disquera se convirtió en un éxito cuando Clarence fichó a un mecánico de la Armada que en su tiempo libre componía y cantaba canciones. Este músico, Bill Withers, le daría a Sussex sus primeros y más grandes éxitos en la década de los 70 con Ain’t no Sunshine y Lean on Me. En esos días, Avant también contrató a Sixto Rodríguez, un músico que se haría famoso mundialmente décadas más tarde gracias al documental Buscando a Sugar Man. En mayo de este año, Clarence entró al Museo de la Fama del Rock.

A lo largo de las décadas, los Avant fue una pareja que apoyó carreras y talentos como Janet Jackson, el guitarrista de R&B Denis Coffey, Sean Combs, mejor conocido como Puff Daddy y Quincy Jones, entre otros. Su influencia en la industria del entretenimiento y la música puede verse a profundidad en el documental El padrino negro, el apodo que Clarence se ganó en la industria. La cinta es producida por Netflix, cuyo ejecutivo número dos, Ted Sarandos, está casado con Nicole Avant, hija de Clarence y Jacqueline. Nicole fue la embajadora de Estados Unidos en Bahamas en la Administración Obama. “Jacqueline era realmente un ángel en la ciudad de Los Ángeles”, la despidió el alcalde Eric Garcetti este jueves, al anunciar la detención de Maynor.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS