El Gobierno excluye los toros del bono cultural anunciado para jóvenes

La Fundación Toro de Lidia anuncia que acudirá a los tribunales y tilda la decisión de “discriminación ideológica” y “censura cultural”. La ministra de Hacienda dice que “hay que priorizar los sectores” beneficiados

El torero Manuel Escribano recibe al toro a puerta gayola en la corrida de la Feria de San Miguel (Sevilla) del 3 de octubre.
El torero Manuel Escribano recibe al toro a puerta gayola en la corrida de la Feria de San Miguel (Sevilla) del 3 de octubre.Eduardo Briones (Europa Press)

El mundo del toro ha recibido este jueves un rejonazo inesperado con su exclusión de los sectores beneficiados por el bono cultural de 400 euros para jóvenes, anunciado ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para aquellos chavales que cumplan 18 años en 2022. En la reunión que han mantenido esta tarde representantes de la Fundación Toro de Lidia, que agrupa a todos los sectores de la tauromaquia, en el Ministerio de Cultura, se les ha confirmado lo que adelantó este periódico horas antes. “No todos los elementos que nuestra legislación considera cultura van a estar bajo el amparo de este bono. Eso es lo que hay que delimitar ahora, el catálogo de servicios y productos culturales que puedan ser financiados a través del bono. Sobre otras industrias culturales, hay que esperar al desarrollo del real decreto en el que se definirá ese catálogo”, habían informado fuentes del ministerio que dirige Miquel Iceta.

Horas después, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la titular de Hacienda, María Jesús Montero, confirmó esta decisión: “Queremos ayudar a la industria cultural, y hay que priorizar cuáles son los sectores. El de la tauromaquia se queda fuera del bono, con independencia de que sea un elemento cultural recogido en diferentes legislaciones”. La más significativa es la ley 18/2013, de 12 de noviembre, para la regulación de la Tauromaquia como patrimonio cultural, en la que se señala que “el carácter cultural de la tauromaquia es indiscutible y merece ser preservado como un tesoro propio de nuestro país”.

A la salida de la reunión en el ministerio, el presidente de la Fundación Toro de Lidia, Victorino Martín, ha declarado que “la tauromaquia es una de las expresiones culturales más características de España”. “Su exclusión del bono cultural es un acto arbitrario y de discriminación ideológica por parte del Ministerio de Cultura. Es una censura cultural y un ataque a la libertad”. Martín ha añadido que “la tauromaquia es una de las industrias [culturales] que más se han visto perjudicadas por la pandemia”, por ello, ha calificado de “intolerable que desde Cultura se realice ingeniería social, pretendiendo dirigir a los jóvenes en su consumo cultural”. Según datos de la FTL, la franja de edad que más acude a las corridas, en proporción al conjunto de ese público, son los que tienen entre 16 y 24 años. En conclusión, la FTL acudirá a la Justicia y considera que Iceta “queda deslegitimado para representar la cultura de España”.

En la misma línea se manifestó en un comunicado la Asociación Nacional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (Anoet), que explicó que la decisión de Cultura afectará “a la recuperación de una actividad que tiene un impacto de 4.150 millones de euros al año y genera 54.000 puestos de trabajo”. Además, recordaron a Iceta que “la principal obligación del Gobierno es cumplir la ley por encima de sus gustos”.

También ha habido reacciones políticas. El presidente de la Junta de Andalucía, gobernada por el PP y Ciudadanos, Juan Manuel Moreno, ha declarado que los toros deberían estar incluidos en el bono “porque son cultura”. Los bonos anunciados para jóvenes son “un gran error porque es una gran cortina de humo para no hablar de problemas reales, como el bono eléctrico”, añadió. También desde Andalucía, el diputado socialista en el Parlamento autonómico Antonio Ramírez de Arellano ha tildado la medida de “error y torpeza”, informa Eva Saiz. El PSOE de Andalucía ha dejado claro que se trata de una opinión personal de Arellano y que la formación se pronunciará una vez que se conozca el contenido completo de las actividades a las que beneficiará el bono cultural que se considera “una magnífica idea que debe priorizarse en los sectores más afectados por la crisis.Otro Gobierno autonómico del PP, el de Madrid, donde está la plaza de toros y la feria taurina más importante del mundo, la de San Isidro, se ha manifestado a través del consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, que ha asegurado que la decisión revela, “una vez más, que el acomplejado Sánchez siempre cede ante las imposiciones radicales de Podemos”.

Desde que el presidente del Gobierno anunció la medida el miércoles en Eslovenia, en la Cumbre Unión Europea-Balcanes Occidentales, planeaba en el aire la duda de si los toros estaban incluidos en el bono cultural de 400 euros “destinados a la compra de libros o para el consumo de cualquier tipo de actividad artística, escénica, como puedan ser el teatro, el cine, la danza, la música”. Sánchez agregó que había que “echar una mano a una industria tan importante como es la cultural en nuestro país, y acercar a los jóvenes aún más a la cultura”.

En principio, el Ministerio de Cultura no descartó a los toros, pero con las horas y la polémica surgida en las redes sociales, se convirtió en un ‘ya veremos’. Fuentes del ministerio explicaron el miércoles por la tarde que como los toros entraban en la categoría de espectáculo y por la ley antes mencionada se podrían incluir. Tampoco hay que olvidar que el propio ministerio concede cada año el Premio Nacional de Tauromaquia. Sin embargo, Unidas Podemos, socio del Gobierno de coalición y que se había arrogado la medida del bono —la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, lo anunció horas antes que Sánchez—, rechazó esta posibilidad.

Esto motivó que, quizás para evitar un nuevo encontronazo entre los socios gubernamentales, Iceta, en una entrevista el miércoles por la noche en la cadena SER, ya no fue tan claro: “La tauromaquia es patrimonio cultural porque así lo recogen las leyes, no es una opinión, pero ¿eso hace necesariamente que se pueda cubrir el coste de las entradas a las corridas de toros con el bono cultural? Pues no necesariamente. Es una decisión que habrá que tomar en su día”. En Twitter, horas después, se ratificaba: “El bono cultural nace con voluntad de facilitar el acceso de la juventud a la cultura y fomentar el consumo cultural. El catálogo de servicios culturales cubiertos por él está por definir y se hará en el real decreto que desarrolle esta iniciativa”.

La noticia del bono ha sido bien recibida por el mundo de la cultura. Una medida, no obstante, condicionada a la aprobación, previsiblemente a finales de año, de los Presupuestos Generales del Estado para 2022, que el Gobierno debe negociar con sus socios parlamentarios a partir de la próxima semana. La partida del bono cultural rondaría los 200 millones de euros porque, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2004 nacieron en España 454.591 niños, y por lo tanto estos serían los beneficiarios potenciales del bono.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Manuel Morales

Periodista de la sección de Cultura, está especializado en información sobre fotografía, historia y lengua española. Antes trabajó en la cadena SER, Efe y el gabinete de prensa del CSIC. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y máster de Periodismo de EL PAÍS, en el que fue profesor entre 2007 y 2014.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS