Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las estrellas de la televisión son los concursantes

La 1 estrena este lunes 'El cazador', un nuevo formato de pregunta respuesta con históricos ganadores de otros concursos

De derecha a izquierda, Erundino Alonso, Paz Herrera, Ruth de Andrés y Lilit Manukyan, concursantes veteranos de otros concursos, en el plató de 'El cazador'. En vídeo, el tráiler del programa.

La televisión se mueve por modas cíclicas, y ahora asistimos al renacer de los concursos. Antena 3 prepara el regreso de Pasapalabra, uno de los programas que mayor rendimiento ha aportado a su rival, Telecinco, los últimos 13 años hasta que, en octubre, una sentencia obligó a paralizar las emisiones. Hace dos semanas volvió ¿Quién quiere ser millonario? en la misma cadena y enganchó a 2.404.000 espectadores en su primera entrega. Telecinco mantiene su interpretación del Rosco bajo un nuevo concurso, El tirón, dentro de Sálvame Banana. Y ahora, TVE se suma a este alud de programas con El cazador, un formato de preguntas y respuestas que emitirá La 1 a las 19.00 de lunes a viernres. En esta nueva etapa hay un denominador común: la estrella es el concursante.

El cuarteto de participantes que protagonizará El cazador lo componen veteranos de otros concursos: Paz Herrera y Lilit Manukyan, ganadoras del bote de Pasapalabra; Erundino Alonso, uno de los vencedores de ¡Boom! (Antena 3); y Ruth de Andrés, de Saber y ganar (La 2), donde permaneció durante 91 programas. "Ahora no vale cualquier concursante, antes sí", afirma Mariola Cubells, periodista especializada en televisión. En este programa cuatro desconocidos trabajarán en equipo para derrotar a históricos ganadores de otros concursos. Al frente del espacio estará Ion Aramendi, antiguo reportero, colaborador de Sálvame y presentador del magacín ¡Qué me estás contando! en la autonómica vasca ETB2. Este es su debut tanto en TVE como en este tipo de formatos. “El concurso es el formato clásico y veterano de la televisión en abierto y es evidente que necesita ser alimentado”, señala.

"Recuerda a la historia de Slumdog Millionaire, la película de Danny Boyle. El espectador se va a identificar rápido con los concursantes y eso es una virtud del programa", afirma Olga Flórez, productora ejecutiva del programa. El cazador se ha emitido durante 13 temporadas en Reino Unido (The chase) y ha sido adaptado a una decena de países. "El espectador se identifica con ellos, sueña en paralelo", ahí es donde reside la "magia", según Flórez, que confía en esas caras conocidas para enganchar a la audiencia

Cubells destaca que desde hace unos años se ha venido notando la profesionalización de estos célebres participantes de concursos culturales. “Antes era una cosa un poco más espontánea, más natural y libre. Menos organizada”, continúa. “Ya no vale un concursante que sepa cosas”. Ahora, además, han de ser divertidos, carismáticos y ser capaces de fidelizar a la audiencia. Noemí Galera, directora de casting de Gestmusic, tiene claro lo que debe tener un concursante: “Tienen que tener un nivel cultural determinado, y si son naturales, simpáticos y tienen cierto enganche con el público fantástico". Pero, reconoce, "es difícil de encontrar”. Por eso, "si vas a iniciar un programa y sabes que hay unos concursantes que funcionan, es una cosa menos de la que preocuparte". 

Otros programas antes que El cazador, del que de momento se han grabado 65 entregas de unos 50 minutos, ya han comenzado a reutilizar participantes. Erundino Alonso comenzó su carrera televisiva en Saber y ganar, pero su popularidad llegó en ¡Boom! con Los Lobos, equipo con el que, tras dos años, el pasado julio se llevó el bote del programa: 4.130.000 euros, más los 2.513.000 que ya habían acumulado. Fue el mayor premio entregado en un concurso en la televisión. Alonso, tras alcanzar la fama en ¡Boom!, ha participado también en la nueva versión del clásico ¿Quién quiere ser millonario?

Este título, célebre entre 1999 y 2008, ha regresado por su 20 aniversario con cuatro programas especiales. “Es verdad que últimamente está muy de moda, igual que lo está hacer programas con famosos, que en los concursos aparezcan caras conocidas de otros programas”, reconoce Isabel Navarro, directora de casting de ¿Quién quiere ser millonario? “Se busca fidelizar a la audiencia con este tipo de concursantes, que el espectador ya vio en su casa y se acuerda de cuando empatizó con él, cuando ganó o cuando perdió”. En este programa la reutilización de concursantes es “una carta de presentación para relanzarlo”. “Todo el mundo lo conocía así que es una manera, con esos concursantes ya conocidos, de volver a enseñárselo”.

“Creo que hay un antes y un después de los personajes de ¡Boom! y de los de Pasapalabra. Al final, a base de verlos cada tarde en casa la gente quiere saber más de ellos”, reconoce Navarro. Pero todos sitúan la cantera de la que salen estos fichajes en el mismo lugar: Saber y ganar. Tras 23 años en antena, el más longevo en España, ha conseguido que los espectadores generen esa empatía como ninguno. 

Un formato vivo

“Aunque tenemos el mítico Saber y ganar en La 2 hacía años que no contábamos con un concurso de tira diaria en La 1”, dijo durante la presentación de El Cazador Fernando López Puig, director de contenidos y canales de TVE. La televisión generalista tiene cada vez menos hueco con la llegada de las plataformas digitales. Estas ocupan lugares que antes solo ostentaban las cadenas de televisión con la emisión de series, documentales y, cada vez más, talent shows y realities. Por este motivo, Mariola Cubells resalta que los concursos de pregunta respuesta “les sigue haciendo mucha falta” a las generalistas. “El concurso sigue siendo un formato vivo”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información