Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los otros premios millonarios que el bote de Los Lobos en ‘¡Boom!’ ha superado

El bote de 6,6 millones de euros logra la tercera inclusión de España en el top 10 de premios internacionales

bote boom los lobos
Erundino, Valentín, Manu y Alberto, en '¡Boom!'.

Janet Gaynor fue la primera actriz en ganar el Oscar, en 1929, por El séptimo cielo. También fue el nombre con el que, en junio de 2016, se ganó el hasta ayer mayor premio de la historia de la televisión en España: fueron 2,3 millones de euros, fue también en ¡Boom! y lo ganaron los Rockcampers, un grupo formado por cinco amigos que logró aguantar 60 programas. Hacía diez años que en España no entregaba un premio de esa magnitud: había sido en Pasapalabra, en mayo de 2016, cuando el programa todavía estaba en Antena 3 y lo presentaba Jaime Cantizano, y Eduardo Benito, un comercial madrileño de 38 años, se llevó los 2.190.000 euros acumulados en el rosco. Nada apuntaba a que aquella tarde sería especial, y de hecho Benito dejó escapar una pregunta porque no conocía la respuesta (Con la J: apellido del poeta y Nobel de literatura español autor de Platero y yo). Pero de repente, cuando hubo completado el resto de rosco, se acordó: Juan Ramón Jiménez.

Los otros premios millonarios que el bote de Los Lobos en ‘¡Boom!’ ha superado

Estas han sido las aportaciones españolas al creciente olimpo de premios millonarios ganados en por concursos de conocimiento de todo el mundo, un ranking tradicionalmente dominado por el país que inventó estos formatos televisivos, Estados Unidos. Allí está el veterano Jeopardy! desde 1964, una de las franquicias televisivas más conocidas en el mundo anglosajón que ha repartido tres de los 10 mayores premios de los últimos años. Su ganador más longevo, el informático Ken Jennings, había aguantado 74 preguntas sin dar una sola respuesta errónea (o, mejor dicho, pregunta: en el concurso se dan respuestas y el concursante debe adivinar su pregunta). Salió de ahí hecho un millonario y una celebridad con contratos en varias editoriales; el programa tardó en recuperarse del 22% de bajón de audiencia que supuso su salida.

El complejo industrial de la televisión alemana ha dado Schlan den Raab, otra superpotencia de los concursos y que compensa una de las grandes patas cojas del sector europeo: el hecho de que Reino Unido no ofrezca grandes premios en sus concursos. El gran regulador británico (la Independent Television Authority) así lo estableció en los albores de los concursos, en los años sesenta, para evitar el feo de que la BBC regalase mucho dinero a un único contribuyente. A cambio, ha creado una cultura de regalos de broma, desde un bolígrafo en Blankety Blank (1979-2016) a un peluche en The Generation Game (1971-1977).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información