el inmaduroColumna
i

Vicky Luengo

Recuerdo escenas de ‘Antidisturbios’. He visto allí un animal cinematográfico. No es una belleza arrebatadora. Tampoco es una imperfección perturbadora. Es un misterio

Ojo con el mundo, que va en serio. Ojo con la historia, que no era un cuento de sangre y terror que les pasó a otros. En eso andaba pensando, cuando me puse a ver la serie de televisión Antidisturbios, que me enganchó enseguida. Me vi de una sentada los seis capítulos. Droga en vena. La serie es magnífica. Dice lo que somos. Y somos una copia interesante de Estados Unidos. Toda Europa lo es. Hasta nuestro Villarejo es una réplica cañí y esperpéntica de los grandes corruptos es...

Más información