El autorretrato de “Rembrant” sin ‘d’ se subasta por 16 millones de euros

En la misma puja de Sotheby's, 'Mujer con sombrero rojo', de Joan Miró, alcanzó 22,6 millones

El pequeño cuadro portátil que Rembrandt pintó en 1632, en la casa de subastas Sotheby's.
El pequeño cuadro portátil que Rembrandt pintó en 1632, en la casa de subastas Sotheby's.KIRSTY WIGGLESWORTH / AP

La casa de subastas Sotheby’s esperaba recaudar 17 millones de euros por un autorretrato de “Rembrant”, sin ‘d’. Pero se quedó por debajo de las previsiones y Oliver Barker, el director de la subasta de la noche en Londres, golpeó el martillo por segunda vez en 16 millones de euros (con tasas incluidas), con comprador desde Nueva York. La subasta partió en 11 millones de euros.

La última vez que estuvo en una subasta fue en 1970, cuando el autorretrato -sin atribuir a Rembrandt- alcanzó solo 700 euros. Y todo apuntaba a que el pequeño cuadro de Rembrandt iba a protagonizar una lluvia de millones. Sin embargo, en las llamadas de la puja quedó claro que solo tenía un comprador muy interesado y otro que iba a la zaga.

Durante tres meses el pintor usó “Rembrant” (sin la ‘d'). Y a lo largo de dos décadas ese capricho pasajero alejó a la pequeña pintura portátil de su catálogo oficial

El mercado del arte no respalda a quienes pensaban que los 17 millones de euros era un precio inferior a lo que se pagaría por esta pintura, que el artista barroco holandés firmó de aquella manera poco usual en su carrera. Durante tres meses de su vida, a finales de 1632, usó “Rembrant”. Y a lo largo de dos décadas ese capricho pasajero alejó a la pequeña pintura portátil del catálogo oficial del pintor holandés. Hasta que el experto Ernst van de Wetering, en 2005, avanzó que era obra de Rembrandt, con “d”. Esta pista en la firma llamó la atención sobre los expertos en maderas, que han determinado que el soporte de este autorretrato ha salido del mismo roble que el retrato de Maurits Huygens, conservado en Hamburgo. También firmado sin “d”.

El Louvre Abu Dhabi compró en diciembre de 2018, también en subasta en Sotheby’s, un pequeño estudio de la cabeza de Cristo (1648–1656) por once millones de euros. La pintura mantuvo una trayectoria similar al autorretrato vendido: fue catalogada hasta poco antes de la venta como obra de taller, pero terminó formando parte de la serie conocida como “rostro de Jesús”, compuesta por siete pinturas de Rembrandt, en los que se representa al mismo personaje joven, pero con una expresión ligeramente diferente.

La noche en Sotheby’s fue especialmente buena para la maqueta de Orfeo (de 1956), de la escultora inglesa Dame Barbara Hepworth (1903-1975), que cerró en 1,1 millones de euros, aunque estaba previsto que no alcanzara más de 350.000 euros. Mujer de pie, de Alberto Giacometti, superó las expectativas y quedó en 10,1 millones de euros cuando esperaba un máximo de 6,6 millones de euros. Y la pintura de Joan Miró, Mujer con sombrero rojo, tenía previsto llegar a los 33,1 millones de euros, pero la subasta se paró en los 22,6 millones de euros.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS