Opinión
i

¡Música, maestros!

Guardo con infinito mimo en mis estanterías las bandas sonoras de muchas películas

Los compositores de bandas sonoras para el cine no acostumbran a ser noticia de primera plana, ni siquiera de segunda, en los medios de comunicación. No es justo. Entre las emociones que les provocan las películas está claro que los agradecidos espectadores pueden asociarlas a la música que sonaba en ellas, que recuerdan secuencias y momentos legendarios en los que los sonidos describían inmejorablemente lo que vivían los personajes de la pantalla. Y, por supuesto, no podías disociar lo que veías de lo que oías, la armonía era perfecta. Guardo con infinito mimo en mis estanterías las bandas so...

Más información