Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La productora de ‘Gran Hermano’ reconoce un error en cómo trató el posible abuso sexual a Carlota Prado

Zeppelin anuncia que revisará los protocolos y reforzará sus equipos "para afrontar posibles situaciones de vulneración de derechos"

Gran Hermano
Carlota Prado, durante su participación en 'Gran Hermano' en 2017.

La productora de Gran Hermano, Zeppelin, anuncia que tomará medidas en el programa para "abordar posibles situaciones de vulneración de derechos". El anuncio lo hace en un comunicado en el que "lamenta y reconoce que fue un error la primera comunicación" que se hizo a Carlota Prado, la concursante que en la edición de 2017 fue supuestamente víctima de un abuso sexual por parte de José María López, otro de los participantes en el programa.

Unos vídeos publicados por El Confidencial mostraban cómo el programa siguió grabando a la concursante mientras se le enseñaban las imágenes del supuesto abuso sexual que había sufrido mientras estaba inconsciente. La productora reconoce que, a pesar de las medidas que se tomaron "para intentar salvaguardar la privacidad de los dos concursantes", la forma de comunicar los hechos a Prado "no fue la correcta, en un caso en el que no existían antecedentes en toda la historia del concurso en España".

En el comunicado, Zeppelin anuncia que ha decidido revisar los protocolos en Gran Hermano "y reforzar los equipos para afrontar eventuales situaciones de vulneración de derechos". En concreto, la productora asegura que el programa "estudia reforzar la privacidad del confesionario en situaciones excepcionales, instaurar la política de cero alcohol y reforzar la atención a los concursantes durante y una vez que hayan abandonado la casa".

El anuncio llega después de que más de una decena de marcas hayan decidido retirar sus campañas publicitarias del programa, que actualmente emite la séptima edición de GH VIP, la versión con participantes famosos. Empresas como MediaMarkt, Nestlé, Postres Reina, Carretilla o Adeslas han puesto punto final a su relación con el espacio. "Ante los recientes acontecimientos que han salido a la luz sobre el supuesto caso de abuso sexual de una concursante de Gran Hermano de la edición 2017, dan por finalizado el acuerdo de patrocinio que les ligaba al programa, por su total rechazo a cualquier tipo de abuso o violencia sexual", decía en un comunicado publicado en redes sociales el operador de telecomunicaciones Fi Network.

Los hechos ocurrieron durante Gran Hermano Revolution, la última edición con concursantes desconocidos que se ha emitido en Telecinco. Zeppelin recuerda en su comunicado cuál fue su forma de actuar en el momento en el que se detectó que la concursante podía haber mantenido relaciones sexuales no consentidas. "La productora activó los protocolos establecidos, presentó de forma inmediata la denuncia, expulsó a José María del concurso y trasladó a Carlota a un hotel donde, acompañada de psicólogos independientes y familiares, permaneció porque decidió volver al concurso, que solo ocurrió una vez obtuvo el alta".

"El equipo de Gran Hermano, que siempre ha condenado este tipo de conductas, decidió que, además de los procedimientos habituales, debía presentar una denuncia que permitiera abrir una investigación para esclarecer los hechos. Por ello, el propio productor ejecutivo del programa se personó en la Guardia Civil para poner en su conocimiento lo acontecido durante esa noche en la casa". Zeppelin asegura que, desde ese momento, el programa ha colaborado siempre con las autoridades aportando las pruebas necesarias para la investigación, "debidamente encriptadas y custodiadas".

Por su parte, Mediaset también ha lanzado un comunicado en el que "lamenta profundamente la confusión creada por la campaña denigratoria contra Gran Hermano sobre hechos ocurridos dos años atrás", apuntando a Atresmedia como alentadora de esa supuesta campaña. "Mediaset España se compromete a trabajar responsablemente para superar esta situación a la mayor brevedad posible, protegiendo uno de los programas preferidos por la audiencia española", dice la nota. "Desde nuestro firme y demostrado compromiso en contra de todo tipo de abusos, es preciso recordar que el caso se encuentra en manos de la justicia, en un proceso del que Mediaset España no forma parte ni ha sido llamada a declarar", añade el comunicado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información