Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Öndög’' gana la Espiga de Oro de la Seminci

El jurado ha otorgado el premio a la mejor actriz a las intérpretes Carol Duarte y Fernanda Montenegro, ambas protagonistas de la cinta ganadora de la Espiga de Plata, 'La vida invisible de Eurídice Gusmao'

ondog seminci
Un fotograma de la película ganadora de la Espiga de Oro de la Seminci, 'Öndög'.
Madrid / Valladolid

La película de Mongolia Öngög, dirigida por el realizador chino Wang Quan'an, ha logrado este sábado la Espiga de Oro de la 64 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), que ha otorgado su Espiga de Plata a la coproducción alemana y brasileña La vida invisible de Eurídice Gusmao, que firma el director carioca Karim Aïnouz.

El jurado ha otorgado el premio a la mejor actriz a las intérpretes Carol Duarte y Fernanda Montenegro, ambas protagonistas de la cinta ganadora de la Espiga de Plata, mientras que Levan Gelbakhiani se ha hecho con el premio al mejor actor por su papel en And then we danced.

El filme Öngög narra la historia del hallazgo del cadáver de una mujer en medio de una pradera. Los policías que acuden a la llamada deciden que el más joven vigile el escenario durante la fría y desoladora noche, lo que le lleva a establecer una peculiar relación con una pastora local, que ha sido enviada hasta el lugar para acompañarle y ayudarle a mantener alejados a los lobos del cuerpo.

El Jurado Internacional está formado por la cineasta Josefina Molina, premio Nacional de Cinematografía; el director canadiense Philippe Lesage, cuyo tercer largometraje, Génesis, ganó la Espiga de Oro de la anterior edición; el realizador indio Dilip Mehta; la directora georgiana Keti Machavariani; la periodista y escritora Rosa Montero; el productor y fotógrafo francés Thierry Forte, y el gestor cinematográfico cubano Iván Giroud.

El jurado ha otorgado también el premio Ribera del Duero al mejor director a Rúnar Rúnarsson por su trabajo en Bergmál (Eco), coproducción entre Islandia, Francia y Suiza. En su tercer largometraje, el realizador dibuja a través de 56 escenas ambientadas en la Navidad islandesa un retrato, tanto mordaz como tierno, de la sociedad moderna.

 

 

 

 

 

 


Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información