Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Cortés 'carece de visión' en el ojo derecho

El torero madrileño deberá someterse a una nueva intervención en el plazo de un mes

javier cortes toros
Javier Cortés, el pasado año, en la plaza de Las Ventas.

El torero Javier Cortés (Madrid, 1989) continúa el proceso de pruebas médicas debido al grave percance sufrido el 15 de septiembre en Las Ventas, la última de las cuales ha servido para determinar 'de forma positiva' la reconstrucción del globo ocular, aunque 'carece de visión' en el ojo derecho.

Estas son las últimas noticias que arroja el parte médico emitido por el equipo de comunicación del torero, que permanece ingresado en el Instituto Oftalmológico de Madrid.

El parte desvela también que Cortés mantiene la tensión ocular "muy alta", que el derrame interno sigue siendo, igualmente, "muy importante", además de confirmar que en el plazo de un mes deberá ser sometido a una nueva intervención quirúrgica.

Por todo ello, se considera de pronóstico "muy reservado" la recuperación de la visión definitiva, por lo que desde el entorno del joven espada madrileño, de 30 años, vuelven a pedir cautela hasta conocer el resultado de las próximas pruebas y, sobre todo, de la intervención quirúrgica.

Javier Cortés resultó herido durante la faena de muleta al tercer toro del concurso de ganaderías celebrado el domingo 15 de septiembre en Las Ventas, de la ganadería del Marqués de Albaserrada, un animal que ya de salida había desarrollado muchas complicaciones y que fueron a más en el último tercio.

En un pase de pecho, el toro se frenó y tiró un derrote seco que alcanzó de lleno la cara del joven torero madrileño, que, después de ser nuevamente prendido en el suelo, llegó a recuperar la verticalidad, con el rostro totalmente ensangrentado, aunque de inmediato cayó desmayado justo después de echarse la mano a la zona herida.

En la enfermería de la plaza fue examinado por el equipo del doctor Máximo García Leirado, que ante la gravedad del percance decidió trasladarlo al hospital Gregorio Marañón para ponerse en manos del servicio de oftalmología de este centro sanitario de la capital de España.

El parte médico emitido por el equipo médico de la Monumental madrileña señalaba que el torero había sufrido “una herida en la región maxilar derecha y grave contusión en el globo ocular, de pronóstico grave".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >