Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los orígenes de la fotografía resucitan en la campaña de la Feria de Otoño

El fotógrafo José Ramón Lozano retrata a los toreros como matadores del siglo XIX

José Ramón Lozano, delante de su obra.
José Ramón Lozano, delante de su obra.

La próxima Feria de Otoño de Madrid, que consta de cinco corridas y una novillada, hace un viaje en el tiempo y homenajea la invención de la fotografía para anunciar a la sociedad los toreros que harán el paseíllo en Las Ventas el último fin de semana de septiembre y el primero de octubre.

José Ramón Lozano, fotógrafo de prestigio y director de comunicación de Plaza1, la empresa que dirige Simón Casas, ha retratado a los protagonistas de la feria sin filtros ni retoques, utilizando las primeras técnicas de la fotografía, y los ha convertido en artistas taurinos de la segunda mitad del siglo XIX.

Dice el autor que “lo antiguo puede convertirse en nuevo, sobre todo en una época de revolución digital', y que con motivo del 180 aniversario de la invención de la fotografía ha mirado al pasado para volver a innovar con la técnica del colodión húmedo.

"Se consiguen unas tonalidades, una textura y una belleza que ninguna cámara digital puede dar. No existe ningún tipo de tratamiento digital en esta campaña, y las imperfecciones que se crean le dan un sabor y una belleza especial, es un símil al toreo", asegura el artista.

Este proceso entre alquimia y ciencia hace retroceder más de cien años con una antigua cámara de gran formato, placas de metal, productos químicos, las fórmulas necesarias y, sobre todo, los quince toreros dispuestos a reflejarse como los toreros de otra época.

Simón Casas, responsable de Plaza1, ha destacado en el acto de presentación de la campaña que "es puro arte, precisamente lo que marca la diferencia de nuestro sector; venimos de un San Isidro histórico y con la Feria de Otoño buscamos y esperamos esa continuidad artística”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >