Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guadalupe Plata en las Furious Sessions

La sesión que os traemos hoy tiene un sabor agridulce.

Esta Furious Session de Guadalupe Plata tiene el valor añadido de ser uno de los últimos testimonios visuales y la última grabación en estudio de la banda tal y como la conocíamos hasta ahora.

Recordemos que la banda jienense estaba compuesta por Pedro de Dios Barceló a la voz, guitarra y armónica; Carlos Jimena a la batería y percusión, y finalmente Paco Luis Martos, encargado de las segundas guitarras y el “washtub bass”, ese bajo típico de la América del norte más rural, hecho con una sola cuerda y un barreño de zinc.

Pedro de Dios Barceló, de Guadalupe Plata en los estudios Sol de Sants de Barcelona.
Pedro de Dios Barceló, de Guadalupe Plata en los estudios Sol de Sants de Barcelona.

Pues bien Paco Luis, que además de músico se dedica a la artesanía (incluso haciendo sus propios instrumentos) y tras haber compaginado durante años su trabajo como artesano con su faceta como músico, deja el grupo para poder así dedicar más tiempo a su familia.

Todo de buen rollo y sin las historias chungas de separación clásicas del mundo del rock. Guadalupe Plata simplemente volverá a sus orígenes en los que Pedro de Dios Barceló y Carlos Jimena eran un dúo al que más tarde se añadió Paco Luis.

Cinco años han pasado desde que Guadalupe Plata vienese a los antiguos estudios de Sol de Sants a dejarnos temas como Milana o Rata. Brutales. Ahora como hay más sitio en la sala de grabación nos invitaron a su técnico y a un servidor a acompañarles en la ardua y nunca suficientemente valorada tarea de tocar la botella de anís.

Así que ahí estamos rascándole el lomo a la botellita del mono mientras Paco Luis y Carlos se entregan a la hipnótica rítmica del pantano y Pedro va domando a su criatura, ora dejándola hablar, ora obligándola.

Entre la jota, la serie B y el blues, para todos ustedes: Barreño en llamas.

Pónganse los cascos y suban el volumen para disfrutar de la cosa como se merece.

Paco Luis, buen viaje. Espero que nos sigamos viendo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >