Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jamie Cullum ya no reniega ni del amor ni del trabajo

El pianista británico, que actúa hoy en San Sebastián, describe su nuevo disco, ‘Taller’, como el más honesto de su carrera

El músico británico Jamie Cullum, en una imagen promocional.
El músico británico Jamie Cullum, en una imagen promocional.

El tamaño no importa, lo que importa es desenvolverse. Esa es la lección de Taller (“más alto”), el octavo disco del británico Jamie Cullum. El músico de jazz y pop nacido en Essex hace 39 años se tomó los últimos cinco para preparar los 10 temas que componen el álbum. Al pianista y cantante le interesaba concebir la producción más honesta de su carrera, que cumple dos décadas desde el lanzamiento de su ópera prima, Heard It All Before (1999).

Y para conseguirlo tiró de humor, ya que con el título ironiza sobre su baja estatura (1,64 metros) y respecto al hecho de tener una esposa bastante más alta (22 centímetros más). Pero también se sentó a escribir “las mejores letras” de su repertorio, según las cataloga él mismo. “Este álbum es el mejor que he hecho artísticamente”, afirma Cullum sin tapujos.

Tras ese lustro que había pasado desde su anterior disco, se encontró con que, a su edad, “no podía experimentar con algo que no fuera honesto”. Fue así como decidió darle un giro a su propio método de composición y empezó primero por escribir las letras para, después, ponerles música. “Quería hacer algo más rico y profundo, y para escribir he tratado de ser más abierto y más honesto sobre mí mismo”, reconoce.

No es que todos los discos que preceden a Taller hayan ocultado al verdadero Cullum, sino que era él mismo el que no era capaz de desdoblarse por completo. “El problema no estaba en la honestidad, sino en la forma de comunicarla”, explica. Para el músico británico, la comunicación es una práctica “que se aprende y se enriquece en las relaciones largas” y que, en su caso, se ha visto favorecida tras pasar tiempo en familia con su esposa, la escritora Sophie Dahl, y sus dos hijas. “Creo que es en lo que me he vuelto mejor, comunicándome”, asegura.

Lejos queda aquel Jamie Cullum de Twentysomething (2003), en cuyo sencillo homónimo renegaba del amor y del trabajo, en favor de la diversión y la libertad. En Taller, por el contrario, hace especial hincapié en el quinto corte del álbum, The Age of Anxiety: “Es una canción que no habría podido escribir hace 20 años, porque es una canción sobre mí, pero también sobre lo que pasa actualmente con la sociedad y con el mundo”. En este tema, además de darle importancia al amor de pareja, expone su preocupación por grandes cuestiones políticas, como el Brexit, la crisis de refugiados en Europa o el poder de la Casa Blanca dirigida por Donald Trump. “Creo que demuestro mi habilidad como escritor en esta canción, porque consigo decir lo que quería”, se congratula.

Pero Taller es también un paso adelante en la música de Cullum. Si bien nunca ha estado de acuerdo con las etiquetas, lo cierto es que su estilo siempre ha sido encasillado dentro del jazz y el pop. Una estética que en este álbum queda descartada desde la primera canción, homónima, cuyo sonido recuerda a las producciones de R&B de la actualidad y que explora también en otros cortes del disco, como Mankind y Usher. “Las canciones son como son, no me pongo pensar en hacer un tema de jazz, pop o rock. Simplemente, surgen así”, comenta.

Con este lavado de cara, Cullum cumplirá 40 en agosto. Si bien no le causa ansiedad llegar a esa edad, piensa que su carrera cambiará de ahora en adelante. “En los últimos años no hice muchas giras, porque tengo hijas y una esposa y, aunque me gusta mucho dar conciertos, he seguido mi instinto”, admite. Cullum actuó el lunes pasado en Madrid, volverá a hacerlo esta noche en el Festival de Jazz de San Sebastián y el próximo 2 de agosto en el Festival Cap Roig de Palafrugell, en Girona.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información