Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FIB

La variedad aumenta pero el ‘indie’ reina en el 25º aniversario del FIB

Lana del Rey, Kings of Leon, George Ezra y Vetusta Morla destacan en una edición que espera acoger a 130.000 asistentes

Juan Pedro Martín, 'Pucho', vocalista de Vetusta Morla, durante su concierto en Mad Cool, el pasado 12 de julio. Ampliar foto
Juan Pedro Martín, 'Pucho', vocalista de Vetusta Morla, durante su concierto en Mad Cool, el pasado 12 de julio. Redferns

Al contrario de lo que pueda parecer por tratarse de una cifra redonda, el hecho de que el Festival Internacional de Benicàssim (FIB) cumpla un cuarto de siglo no ha servido para condicionar su cartel. "Este año hemos pulsado el botón de refrescar la organización. Venimos de cinco años de saldar una deuda económica importante, desde aquel momento delicado de 2013 (el festival estuvo a punto de no celebrarse por un concurso de acreedores) y el objetivo ha sido adaptarse a la realidad del momento y apostar por la gente que viene ahora y vendrá en el futuro", explica este jueves Joan Vich (Palma de Mallorca, de 47 años), responsable de contratación del FIB.

Para esas personas, el abanico del festival continúa influido por nuevos sonidos urbanos y evoluciones del pop actual como Octavian, Gus Dapperton, Cupido, Mueveloreina, La Zowi o Mavi Phoenix. Pero en su horario prime time ha apostado por bandas referentes del indie de la última década con Lana del Rey o Kings of Leon —ambos en sus únicas citas de 2019 en España—, George Ezra o Vetusta Morla.

Vich tiene claro que para él la banda de Tres Cantos está al nivel de cualquier grupo internacional del momento.  "Hemos decidido convertirles en cabeza de cartel en un día que coinciden con Franz Ferdinand o George Ezra.  Sabíamos que era una decisión valiente y ellos se han volcado con un concierto de versiones adaptadas a nuestros días de su disco Un día en el mundo (2008). Vetusta Morla vendió 38.000 entradas en la Caja Mágica. Creo que a parte de los ingleses The Cure, no ha habido ni un solo artista que haya actuado este año en un festival español y que pueda vender tantas entradas para un concierto. No poner a un grupo así al frente es tener complejo de inferioridad", asegura el responsable de contratación del FIB.

El FIB incluye a todo un clásico de la electrónica como Fat Boy Slim en lo más destacado de la jornada inaugural de este jueves, pero se aleja de las recientes propuestas de estrellas del hip hop de los últimos años como Travis Scott (2018), The Weeknd (2017) o Kendrick Lamar (2016). "Además de la inseguridad que pueden tener algunos artistas estadounidenses; en el Primavera Sound canceló Cardi B y en el Sónar lo hizo ASAP Rocky por distintos motivos. Los artistas de música urbana han aumentado de caché de manera muy radical y en España no tienen el tirón que alcanzan en otros países como Reino Unido o Alemania. Pero eso no quiere decir que no podamos tener a algún artista de este género el año que viene" aclara.

Si hace algunos días aún quedaban habitaciones libres en Benicàssim, los organizadores son optimistas con el ritmo de venta de las entradas de día. Esperan llegar a unos 130.000 asistentes, cifra inferior a la de las dos últimas citas. Vich confía en que el público nacional vuelva a superar al extranjero y superar así el "cliché" que persigue al festival tradicionalmente. Su empuje por artistas nacionales, que se viene haciendo desde 2014, incluirá además de a Vestusta Morla, a otras bandas como Carolina Durante, Belako, Cariño, Monterrosa, Cora Novoa o Kokoshca.

No se espera que Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno en funciones, inmerso en la complicada tarea de conseguir apoyos para su investidura, acuda a la presente edición, como lo hizo el año pasado para disfrutar de The Killlers. Vich recuerda su visita con una mezcla de orgullo y de pánico, por los malabares que tuvo que hacer la organización para que el protocolo de seguridad no afectase al desarrollo de los conciertos. Aún así le anima a acudir a la cita junto a Pablo Iglesias, el líder de Unidas Podemos: "Le invito a que acude como un fiber más. Si podemos conseguir que en un entorno de tranquilidad, hablen entre ellos de una vez y dejen a un lado tanta testosterona, estaría muy bien", concluye entre risas.  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >