Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El creador de ‘Chernobyl’ publica en Internet los guiones de la serie a petición de los espectadores

La fascinación por la ficción de HBO que narra la catástrofe nuclear lleva a Craig Mazin a explicar todo el proceso de creación y lanza el interés por la bibliografía y filmografía sobre el caso y la época

Tráiler de 'Chernobyl'.

El guionista Craig Mazin estaba especializado en segundas y terceras partes de comedias de éxito en el cine. Suyos son los guiones de películas como Scary Movie 3 y 4 y la segunda y tercera parte de Resacón en Las Vegas.  Un experto en comedia que ha dado un giro en su carrera gracias a Chernobyl (HBO/Sky), la serie sensación del momento, que en cinco terroríficos episodios narra la explosión de la central nuclear soviética en 1986 y las reacciones de las horas posteriores, tanto de los héroes que trataron de contener la catástrofe como de las decisiones políticas.

Chernobyl se ha situado como la serie mejor valorada de la historia en páginas especializadas como IMDB y la crítica ha ensalzado lo bien escrita que está. Mazin, que cuenta con 151.000 seguidores en Twitter, ha hecho públicos los guiones de Chernobyl en la página de otro escritor, John August (responsable de los guiones de Big Fish y La novia cadáver) a petición de muchos espectadores y con la complicidad de HBO. Mazin y August llevan juntos desde hace un par de años un podcast llamado Scriptnotes (la traducción sería Apuntes de guion) en el que hablan sobre el oficio y entrevistan a otros guionistas, por lo que publicar el guion de Chernobyl no es algo extraordinario para ellos. La serie tiene también su propio podcast, The Chernobyl Podcast, en el que en cinco entregas se analizan a su vez los cinco capítulos y se explica qué ocurrió de verdad y que se cambió en el guion para mantener una narrativa con ritmo.

Craig Mazin también ha elaborado en su cuenta de Twitter una lista de libros y otra de películas y documentales, para quien quiera ampliar conocimientos de aquella catástrofe nuclear o conocer más sobre la época. Por supuesto, la primera recomendación literaria es Voces de Chernóbil: crónica del futuro, de la premio Nobel bielorrusa Svetlana Alexiévich, obra en la que se basa gran parte de la serie (editado en España por Debolsillo). Tambien habla sobre Chernobyl 01:23:40, de Andrew Leatherbarrow o el libro de fotografía The Long Shadow of Chernobyl, de Gerd Ludvig.

Primera página del guion del primer capítulo de 'Chernobyl'.
Primera página del guion del primer capítulo de 'Chernobyl'.

Entre las películas que Mazin cita que le han inspirado para la serie está Masacre (ven y mira), filme de Elm Klimov de 1985, considerada un clásico bélico soviético, y el documental Chernobyl 3828, que cuenta cómo fue la larga batalla para limpiar el tejado de la central. "Ha sido una biblia para mí. Casi todo el discurso instructivo que Tarakanov hace a los trabajadores en el episdodio 4 está tomado casi al pie de la letra de sus palabras", explica Mazin en su cuenta de Twitter.

En EE UU, Chernobyl ha acumulado en sus cinco episodios un poco más de seis millones de espectadores en el canal por cable, un buen número para ser emitida un lunes por la noche (Juego de tronos y las series en principio con más prestigio se emiten los domingos). En cifras está cerca de las obtenidas por Heridas abiertas, la serie de Amy Adams emitida el verano pasado (los domingos) basada en la novela de Gillian Flynn. HBO anunció a principios de año que quería reforzar la programación de los lunes con series de mucha calidad para hacer frente a sus competidores. Los lunes también emiten otra de las sorpresas de la temporada, Gentleman Jack. En HBO, Chernobyl supera en audiencia en EE UU a series como Barry, The Young Pope y Veep y la estimación es que después de acumular la audiencia del primer mes (dato que suele ofrecer la cadena como referencia) se acercará a series como la última temporada de True Detective (8,1 millones de espectadores) y Big Little Lies (8,5 millones)

Sobre su paso de la comedia a Chernobyl, Mazin ha dicho en una entrevista en Vox no ver mucha diferencia: "Hay algo necesario para cierto tipo de comedia, y es la apreciación por la verdad, no importa cómo de negra o molesta sea". Y esa verdad es la que ha intentado trasladar a sus guiones para la serie. Expertos en la materia, historiadores y gente que vivió de primera mano la catástrofe han coincidido en que la serie refleja de una manera muy veraz todo lo ocurrido.

La verdad es el tema principal de la serie, admite Mazin en una entrevista en Slate. Cualquier relacion con la actual situación de EE UU y Rusia es casual, cuenta el guionista, pero a la vez se muestra encantado de que el fondo de la serie se pueda aplicar a los tiempos actuales: "Estamos experimentando ahora algo que pensaba  que era solo un fenómeno en un lugar como la Unión Soviética, que es la desconexión de la verdad. Y la urgencia de un culto a la personalidad. Y una desconfianza y degradación de expertos que no siguen la narrativa oficial, sea cual sea. Es tan perturbador, y no sabemos bien cómo manejarlo. Lo que quiero que considere la gente es que no importa lo que queramos creer, y no importa qué historia queremos que el mundo crea, la verdad es la verdad. Si organizas tu vida alrededor de la lista de cosas que debes creer hecha por un partido político, o de un individuo que crees que va a llegar para salvarte, te estás desconectando a tí mismo de la verdad. Y hay un precio que pagar".

Chernobyl acaba de terminar, pero tantas alabanzas y comentarios positivos de los espectadores dejan claro que en breve se convertirá en un clásico de la televisión y tarde o temprano los guiones acabarán siendo publicados por alguna editorial. De momento, quien quiera investigar más sobre la serie o usar los guiones para aprender cómo escribir para una serie, los tiene gratis en internet.

Vemos ‘Chernobyl’ con una superviviente del accidente nuclear. Svieta Volochay, que tenía 12 años cuando ocurrió la explosión, sigue viviendo en una aldea a 35 kilómetros de la zona de exclusión
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información