Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indignación por un programa de Netflix en el que un cómico vestido de Hitler se burla de Ana Frank

El espacio de humor 'Historical Roasts' ha recibido quejas de organismos y espectadores

El cómico Gilbert Gottfried, caracterizado como Adolf Hitler en 'Historical Roasts'. En vídeo, tráiler del programa.

"Todos te conocen como una heroína y escritora superventas, pero para mí siempre serás el número 825.060". Se lo dice Adolf Hitler a Ana Frank en uno de los capítulos del programa Historical Roasts, cuya primera temporada estrenó Netflix el pasado lunes. Es una variación del formato satírico de roasts, que reúne a varios conocidos de una persona para intenten humillarla haciendo chistes crueles sobre ella; solo que esta vez los protagonistas son personajes históricos: Abraham Lincoln, Freddie Mercury, Cleopatra, Martin Luther King Jr. o Muhammad Ali.

Y luego está Ana Frank, interpretada por Rachel Feinstein, que recibe insultos de Franklin D. Roosevelt (interpretado por Jon Lovitz), pero también de Adolf Hitler (Gilbert Gottfried). "Sé que me guardas rencor y lo entiendo, pero quería hablar de tu libro", le dice el dictador. "Ha sido revelador descubrir lo que la gente sufrió por mi culpa. Y sin lugar a dudas... tu libro es de lo más incendiario", dice el personaje. En otro momento exclama: "¡Creo que me he dejado el horno encendido!".

Ya al empezar el programa, el presentador Jeffrey Ross invita a los espectadores a "disfrutar del roast de Ana Frank, y del fin de mi carrera, porque después de esto tendré que esconderme un tiempo. Me van a crucificar". Efectivamente, el capítulo ha recibido quejas del Centro de Documentación e Información de Israel, situado en Ámsterdam, que ha calificado el programa de "indeseable". "A veces olvidamos que hay supervivientes y que los traumas continúan en otras generaciones", han asegurado en un comunicado. Desde la Casa de Ana Frank en Ámsterdam se ha calificado el show de "sátira sin gusto". Netflix ha contestado en un comunicado asegurando que el episodio había sido objeto de un importante debate interno y defienden la decisión de emitirlo por la "libertad creativa" de los creadores.

El programa, que se recuerda que todos los cómicos en ese capítulo son judíos, también aprovecha para expresar sus reivindicaciones. "Si queréis saber más de mí, comprad mi libro o enviad un correo a Netflix y preguntadles por qué hay 5.000 documentales sobre Hitler y ninguno sobre mí", dice el personaje de Ana Frank en su turno de palabra.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información