Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Vigalondo Midnight Madness’: cine inclasificable por Nacho Vigalondo

El programa se estrena hoy viernes con 'A Field in England'

Vigalondo, en TCM.

“Un viaje lisérgico por los bosques británicos”. Esa es la propuesta que el director Nacho Vigalondo ofrecerá a los espectadores de TCM esta noche en el primer programa de Vigalondo Midnight Madness, un espacio mensual en el que el realizador cántabro, candidato al Oscar por el cortometraje 7:35 de la mañana, seleccionará y presentará una serie de títulos que, cuando se estrenaron en las pantallas comerciales, no fueron grandes éxitos de taquilla, pero que, según el cineasta, merecen ser rescatados, vistos y analizados en profundidad.

A Field in England es un filme en blanco y negro, dirigido en 2013 por Ben Wheatley, que cuenta una historia ambientada en 1648 durante la Guerra Civil inglesa. Es entonces cuando un grupo de desertores, ayudados por un alquimista, intentarán encontrar un tesoro oculto. “Se trata de una película difícil de analizar porque tanto el director como la guionista Amy Jump hacen un tipo de obra que se niega a ser reducida a palabras. Cada vez que intentas explicarla, banalizas el impacto de sentirte envuelto por ella”, explica Vigalondo. Un largometraje que, según el realizador, dejará a los espectadores “desorientados pero hipnotizados”.

El gusto cinematográfico de Nacho Vigalondo ha sido siempre inclasificable. En su catálogo de preferencias se mezclan sin complejos géneros y estilos: el thriller con la ciencia ficción; la comedia y el musical con el drama. La coherencia y la lógica quedan al margen. Lo importante es que el espectador encuentre algo original, nuevo y sorprendente. En ese sentido Nacho Vigalondo define A field in England como una auténtica rareza, “una película para dejarse llevar”.

Vigalondo Midnight Madness llegará a TCM el último viernes de cada mes y en cada programa el director propondrá dos largometrajes. En su estreno de hoy, y después de ver A Field in England, Nacho Vigalondo presentará Ikarie XB-1, un título de ciencia ficción dirigido en 1963 por el checo Jindrich Polák, que influyó de manera decisiva en 2001: una odisea del espacio de Stanley Kubrick.

Las Vigalondo Midnight Madness continuarán en junio con Vinieron del espacio, el largometraje dirigido por Jack Arnold en 1953, y con Scabbard Samurai, film de 2011 dirigido por Hitoshi Matsumoto. El espacio no cerrará por vacaciones y, el último viernes de julio, los espectadores de TCM podrán descubrir títulos recientes como Spring, dirigida por Justin Benson y Aaron Moorhead, o mirar con otros ojos clásicos como La maldición de Frankenstein de Terence Fisher.

En agosto Vigalondo invitará a la audiencia a adentrarse en los nuevos códigos del cine negro americano gracias a Blue Ruin, de Jeremy Saulnier, o a que se reencuentre con el giallo, el cine de terror italiano que se hizo popular en los años 70, gracias a Berberian Sound Studio, el trabajo que en 2012 dirigió el británico Peter Strickland. Finalmente, en el mes de septiembre, presentará la película australiana de los años 70 Despertar en el infierno (Wake in fright), dirigida por Ted Kotcheff, y Ángel de venganza (MS.45), de Abel Ferrara.

Cada una de las presentaciones de Nacho Vigalondo dura unos 15 minutos. En ellas, y gracias a un trabajo de guion, compartido con el periodista Noel Ceballos, el realizador no solo da una visión personal de cada uno de los largometrajes, sino también referencias y claves literarias o culturales que ayudan al espectador a disfrutar de las cintas, siempre utilizando un tono cercano y desenfadado.

Un espacio dedicado a mirar el cine de forma diferente y divertida, sin complejos cinéfilos preestablecidos. Una colección de cine inclasificable que Nacho Vigalondo comparte abierta y desinteresadamente con los espectadores de TCM. “Es la mejor oferta laboral que me han hecho nunca. Es increíble que me contraten para hacer algo que yo suelo hacer de forma natural: dar la brasa a mis amigos con las películas que me gustan”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >