Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almodóvar, entre los favoritos para ganar la Palma de Oro

El director español, que lidera las quinielas de la prensa francesa, Terrence Malick, Bong Joon-ho y Céline Sciamma encabezan las apuestas en el certamen francés

Penélope Cruz, Pedro Almodóvar y Antonio Banderas, en la presentación el pasado día 18 de 'Dolor y gloria' en Cannes. En vídeo, la quiniela para el festival de Cannes de Carlos Boyero.

A pocas horas de conocer quién se llevará la Palma de Oro de la 72ª edición del festival de Cannes, Dolor y gloria, de Pedro Almodóvar, sigue en el grupo de favoritos a llevarse uno de los galardones más ansiados en el cine, y probablemente el más prestigioso entre los cineastas de autor. Dolor y gloria ha acabado la primera en la quiniela de críticos y periodistas francesas que elabora la publicación Le film français (11 de los 15 encuestados le otorgan la Palma) y la segunda en la de crítica internacional que recopila Screen International. El drama de Almodóvar ha arrancado muy bien en la taquilla francesa, desbancando hace una semana de la primera posición a Vengadores: Endgame y Detective Pikachu.

Esta es la tercera vez que Almodóvar roza claramente la Palma de Oro, Tanto con Volver como con Todo sobre mi madre se vivieron oleadas parecidas de apoyo de la crítica y del público. "Yo no tengo ansia por la Palma, porque si no, no podría venir a concursar. He estado dos veces en el jurado y sé cómo funciona la mecánica de los premios, el difícil regateo. Nunca voy a estar más cerca que en 1999 con Todo sobre mi madre [cuando ganó Rosetta, de los hermanos Dardenne]. Y no creo que esta edición sea parecida. Cuando vas a un concurso, debes mentalizarte de que el palmarés es imprevisible, más allá de la calidad de las películas, que la presupongo. He leído que estoy obsesionado con la Palma. Nunca lo he estado y menos que nunca, ahora", contaba a EL PAÍS en Cannes el cineasta, ganador de dos Oscars. En los últimos años Cannes ha entregado sus Palmas a reputados cineastas europeos, y es el momento, por carrera y por el talento desbordado que cimenta Dolor y gloria, de que Almodóvar lo obtenga.

Ahora bien, en las quinielas el nombre del cineasta español no está solo. En los últimos días el coreano Bong John-ho ha ganado terreno gracias a su excepcional Parasite, una "tragicomedia", según sus propias palabras, que narra la relación entre una familia pobre y otra de clase alta. Bong, con bastantes seguidores entre los cineastas españoles, y creador de una filmografía irreprochable, empezó su carrera en el festival de San Sebastián con Perro ladrador, poco mordedor (2000). Luego llegaron Memories of Murder, The Host, Mother, Snowpiercer y Okja, una de las películas que provocó el conflicto Netflix-Cannes. Ayer, en entrevista con EL PAÍS, el coreano también se quitaba de en medio como favorito: "Sé que encabezo las apuestas en Screen International. Pero conozco los jurados, sé cómo funcionan, he estado en ellos. Nunca se sabe".

Otra posible ganadora es la francesa Céline Sciamma, autora de contundentes películas como Tomboy o Girlhood, y que en Retrato de una mujer en llamas ha decidido que las pasiones discurran con ríos subterráneos y no de forma tan evidente como en sus películas previas, a través de la historia de una artista a la que encargan pintar el retrato matrimonial de una joven aristócrata en el siglo XVIII. La relación artista-modelo se deviene en pasión sentimental y ahí Sciamma -una de las impulsoras de la paridad en los órganos de decisión de los festivales- muestra su clase narrativa. Solo otra mujer ha ganado previamente la Palma de Oro: fue Jane Campion con El piano, y además la compartió con Adiós a mi concubina, de Chen Kaige.

Finalmente, Terrence Malick, el esquivo cineasta estadounidense, que ya ganó la Palma con El árbol de la vida (2011). Con Una vida oculta retrata, siempre según su estilo, parsimonioso y cercano a la manera de filmar del presidente del jurado, Alejandro González Iñárritu, al único objetor de conciencia austriaco de la II Guerra Mundial, que por convicciones religiosas se opuso a ir al ejército. Y otro posible tapado sería el palestino Elia Suleiman, que ha presentado It's Must Be Heaven, una depuración de su estilo humorístico, a caballo entre Buster Keaton y Jacques Tati.

Almodóvar asegura que los mejores jurados son los que están compuestos por cineastas. En el de esta edición de Cannes hay hasta siete de nueve integrantes: además de Iñárritu, están el francés Robin Campillo, la estadounidense Kelly Reichardt, el polaco Pawel Pawlikowski, el griego Yorgos Lanthimos, la italiana Alice Rohrwacher y la directora de Burkina Faso Maimouna N'Diaye. Completan el equipo la actriz Elle Fanning y el historietista Enki Bilal, Una regla importante: la película que gana la Palma de Oro solo puede obtener ese premio, por lo que si un título recibe otro galardón, que se irán anunciado durante la gala que empieza a las 19.15, automáticamente queda descartado para el trofeo principal.

Solo otro director español tiene la Palma de Oro a mejor película: Luis Buñuel la ganó con Viridiana en 1961, compartida con Una larga ausencia, de Henri Colpi. Pero esa Palma no se considera española, porque Viridiana participó sin autorización de la censura franquista, que en un principio ni reconoció el filme, por lo que se aparece como mexicana por su coproducción. Hace dos años Juanjo Giménez ganó la Palma de Oro al mejor cortometraje con su filme Timecode.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >