Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lucy Ayoub, la presentadora que no cobrará en Eurovisión

La poeta y locutora de origen árabe, cristiano y judío emerge como uno de los rostros más destacados de la gran final celebrada en Israel

Lucy Ayoub
Los presentadores Lucy Ayoub, Bar Refaeli y Erez Tal en la gala de Eurovisión. Getty Images

La gran final de Eurovisión ha dejado bailes por los aires, vestuarios estrafalarios y una reñida disputa por el primer sitio. Más de 200 millones de espectadores se han deleitado con la presencia de estrellas de la talla de Madonna y la modelo Bar Refaeli, así como de viejos ganadores que han dado un toque de nostalgia en la gala que se ha celebrado este sábado en el Centro de Convenciones de Tel Aviv. La cara amable y multicultural de Israel ha sido otra de las protagonistas, encarnada por Lucy Ayoub. La presentadora de televisión de 26 años fue elegida como una de los cuatro maestros de ceremonia, pero será la única que no cobrará por conducir la gala y solo recibirá el salario que le da habitualmente la televisión pública de ese país, de acuerdo con el periódico israelí Haaretz.

Ayoub no solo ha robado reflectores en el festival por su estilo austero y sencillo. La presentadora ha saltado a la fama en su país de origen como poetiza y locutora de radio. También ha ganado un séquito de seguidores locales como youtuber y como anfitriona de varios programas de televisión. La joven nació en el puerto de Haifa, una de las zonas más cosmopolitas de Israel y es una muestra viva de las diferentes culturales que confluyen en ese país.

Su padre es de origen árabe y profesa el cristianismo. Su madre es una judía de origen asquenazí, la rama de la diáspora judía que se asentó durante siglos en Europa central y del Este, que se convirtió a la fe de su esposo después de casarse. Ayoub ha dicho que celebra las principales festividades del judaísmo y el cristianismo, dependiendo de con qué parte de su familia extendida se encuentre. Pese a que fue bautizada y a sentirse por momentos relegada en un país segmentado por la religión, se identifica como atea.

Además de sus apariciones en televisión, ha tomado cursos en Filosofía, Leyes, Economía y Política en la Universidad de Tel Aviv, donde reside. También cumplió, como la gran mayoría de jóvenes israelíes, el servicio militar obligatorio de dos años. "Es el nuevo talento más promisorio de Israel", reza su perfil en la web oficial de Eurovisión. Ayoub, sin embargo, no es ajena al festival musical y ya anunció los resultados de las votaciones de su país en la edición del año pasado. En esa ocasión causó polémica y fue criticada por el ministro de Cultura israelí por hablar en árabe en la retransmisión en directo.

"Después de meses de preparación, semanas de ensayos y 20 años de anticipación ha sucedido esta noche", ha escrito en su cuenta de Instagram en vísperas de la gran final. "Estoy muy agradecida de esta oportunidad de trabajar con gente tan maravillosa", ha agregado emocionada, horas antes de que se anuncie al nuevo dueño o dueña del micrófono de cristal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información