Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Israel no es seguro, lo veréis”: ciberataque a Eurovisión durante la primera semifinal del certamen

Piratas informáticos secuestraron la emisión online del festival y la sustituyeron por una falsa alarma de ataque

Eurovision 2019
La cantante Dana International. REUTERS

La emisión online de la gala de la primera semifinal de Eurovisión se vio este martes brevemente interrumpida por un ciberataque a la página web de la Corporación de Radiodifusión israelí, más conocida como Kan. Los autores del ataque, supuestamente, fueron grupos palestinos.

Los internautas, que entrada la noche seguían el espectáculo a través de la web, canal oficial israelí del certamen, vieron cómo la emisión era interrumpida y en su lugar aparecía un vídeo que alertaba de un ataque sobre el recinto de exposiciones de Tel Aviv y unos 1,2 kilómetros a su alrededor. La grabación instaba a los espectadores a buscar refugio lo antes posible y terminaba con una advertencia: “Israel no es seguro, lo veréis”.

Apenas dos minutos de cinta, con falsas explosiones y sonido de alarmas antiaéreas, que la prensa local atribuye al Movimiento de Resistencia Islámico (Hamás) y a la Yihad Islámica de Gaza, con el ánimo de boicotear Eurovisión y llamar la atención sobre el problema palestino, la víspera de la conmemoración de la Nakba (literalmente, catástrofe), fecha en la que los palestinos reclaman el derecho a regresar de los desplazados a raíz del conflicto por la creación del estado israelí.

“Lo que sabemos a esta hora es que hubo un intento, aparentemente por parte de Hamás, de hacerse con el control de nuestra emisión digital”, reconocía este miércoles en la radio del ejército el ejecutivo de Kan, Eldad Koblenz. La televisión pública trató de quitarle hierro al asunto a pesar de que anunció que ha abierto una investigación sobre lo sucedido. “Creemos que los mensajes no llegaron a mucha gente. La UER y Kan consideran que la seguridad cibernética es de gran importancia y el asunto está siendo investigado”, reza el comunicado oficial hecho público tras el ataque. 

No se percataron ni los telespectadores ni los miles de eurofans que a esa hora disfrutaban a pie de playa, en la Villa de Eurovisión, de actuaciones en directo y del espectáculo de la primera semifinal, a través de pantallas gigantes.

La semana pasada, Israel también entró en la “ciberguerra” de Eurovisión con propaganda de aparición equívoca en Google y denuncias por parte del gobierno israelí de la existencia de una campaña en Twitter para boicotear el certamen.

El Festival de Eurovisión ha sido también el centro de las protestas en Tel Aviv de activistas pro derechos humanos y de partidarios de las sanciones y el boicot a Israel que propugna el movimiento Desinversión, Boicot y Sanciones (BDS), respaldados por personajes públicos como Roger Waters, Peter Gabriel, Ken Loach o Vivian Westwood, entre otros.

Este miércoles, en la ciudad palestina de Belén, un grupo de activistas también esgrimió pancartas contra el concurso musical en las que acusaban a Israel de utilizar la música para que los actos conmemorativos de la Nakba pasen desapercibidos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información